Dimitrov supera a Baghdatis en un ambiente infernal

El búlgaro Grigor Dimitrov superó al chipriota Marcos Baghdatis, finalista en 2006 y la guerra de nervios que provocaban los seguidores griegos desde las gradas, para avanzar a los octavos de final del Abierto de Australia, con una victoria, por 4-6, 6-3, 3-6, 6-3 y 6-3.

Melbourne (Australia), 23 ene (EFE).- El búlgaro Grigor Dimitrov superó al chipriota Marcos Baghdatis, finalista en 2006 y la guerra de nervios que provocaban los seguidores griegos desde las gradas, para avanzar a los octavos de final del Abierto de Australia, con una victoria, por 4-6, 6-3, 3-6, 6-3 y 6-3.

Pelear contra un jugador griego, o de ese origen cercano en Melbourne Park es sinónimo de prueba de resistencia. La gran colonia de esta nacionalidad en la capital del estado de Victoria suele acudir al primer grande de la temporada dispuesta a dejarse la garganta en la pista para apoyar a sus jugadores con gritos y cánticos de ánimos.

Y todo esto lo tuvo que soportar el novio de la rusa Maria Sharapova durante las tres horas y 28 minutos de duelo en la pista tres, y su entrenador, el australiano Roger Rasheed, éste con mucha más templanza pues ocupaba un asiento a pocos metros de los forofos seguidores griegos.

A un paso de igualar los cuartos de final del pasado año, donde fue apeado por el español Rafael Nadal, en lo que constituye su mejor marca en las cuatro anteriores participaciones, Grigor se enfrentará ahora contra el ganador del encuentro entre el británico Andy Murray y el portugués Joao Souza.

Un poco antes, el checo Tomas Berdych anotó su victoria número 300 en pista dura al derrotar al serbio Viktor Troicki, por 6-4, 6-3 y 6-4, con el también serbio Novak Djokovic como testigo echando un vistazo y apoyando a su amigo Viktor.

Berdych, semifinalista el pasado año, se impuso en su sexta victoria consecutiva en siete encuentros a Troicki, que había ganado el título de Sídney la pasada semana, y se medirá ahora al ganador del duelo "aussie" entre Bernard Tomic y Sam Groth.

En el cuadro femenino, la italiana Sara Errani, verdugo de la española Silvia Soler, y decimocuarta favorita, fue derrotada por la belga Yanina Wickmayer, por 4-6, 6-4 y 6-3.

Mientras, la alemana Julia Goerges no perdió los nervios ante la checa Lucie Hradecka, la verdugo de la serbia Ana Ivanovic en primer ronda, y con una victoria por 7-6 (6) y 7-5 logró los octavos y después de dos años estará en la segunda semana de Melbourne. EFE.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir