Brasil se queda fuera del circuito mundial de voley playa por primera vez

Brasil, la principal potencia mundial de voley playa, no organizará este año por primera vez una prueba del circuito mundial de este deporte debido a problemas de financiación, informaron hoy fuentes federativas.

Río de Janeiro, 21 ene (EFE).- Brasil, la principal potencia mundial de voley playa, no organizará este año por primera vez una prueba del circuito mundial de este deporte debido a problemas de financiación, informaron hoy fuentes federativas.

El calendario del circuito mundial de 2015 fue anunciado el lunes por la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) y consta de 22 pruebas, incluyendo grand slams, las nuevas "major series" y una fase final que se jugará en octubre en Estados Unidos.

La Confederación Brasileña de Voleibol (CBV) decidió renunciar a ser sede del circuito porque no tuvo tiempo para negociar con los Gobiernos regionales, que tradicionalmente colaboraban para costear las pruebas, para pagar la factura de la organización de un grand slam, según un comunicado enviado a Efe.

La organización de una prueba de grand slam cuesta cerca de dos millones de reales (unos 760.000 dólares), según la CBV, que "sin el apoyo estatal se vio impedida de costear" el evento, según la nota.

El Grand Slam de Brasil estaba inicialmente previsto para el próximo marzo y los nuevos Gobiernos de los 27 estados de Brasil iniciaron su mandato el pasado 1 de enero, después de las elecciones de octubre de 2014.

En años anteriores, la CBV se apoyó en alcaldías o en Gobiernos locales, ya que en este tipo de pruebas de la FIVB no pueden participar patrocinadores privados.

Desde el inicio del circuito mundial en 1989, Brasil siempre fue sede de alguna etapa del torneo, incluso en los años en los que hubo elecciones y se renovaron los Gobiernos locales.

Brasil es el país más laureado del mundo en el circuito mundial de voley playa, con trece títulos masculinos en 26 ediciones y veinte femeninos, en 23 años, entre ellos, el obtenido en 2014 por Juliana Silva y María Elisa Antonelli, las actuales campeonas.

La renuncia brasileña a organizar el evento ocurrió justo a un año de que Río de Janeiro sea la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, en los que el voley playa cobrará una relevancia especial, puesto que contará con un estadio de 12.000 asientos que será levantado en la icónica playa de Copacabana.

El voleibol brasileño atraviesa una crisis de gestión después de que el año pasado la prensa aireara supuestas irregularidades en la CBV, lo que incluye el desvío de fondos captados por patrocinadores.

Debido a estas supuestas irregularidades, el Banco do Brasil, el mayor del país y de titularidad pública, suspendió durante varios meses el contrato de patrocinio a la CBV, que había mantenido de forma ininterrumpida durante 23 años y que supone la principal fuente de financiación del ente.

El pasado lunes, el Banco do Brasil anunció la retomada del patrocinio después de que la CBV se comprometiera a asumir medidas para reforzar el control de los recursos y combatir la supuesta corrupción en el ente deportivo. EFE

Cargando