Sigue la tensión en el centro australiano de inmigrantes en Papúa

Agentes de seguridad pusieron fin al encierro de un grupo de inmigrantes en un pabellón del centro de detención australiano en la isla papuana de Manus, donde la situación sigue siendo "volátil", informaron hoy fuentes oficiales.

Sídney (Australia), 20 ene (EFE).- Agentes de seguridad pusieron fin al encierro de un grupo de inmigrantes en un pabellón del centro de detención australiano en la isla papuana de Manus, donde la situación sigue siendo "volátil", informaron hoy fuentes oficiales.

El desalojo se llevo a cabo el lunes por la tarde sin que se produjeran enfrentamientos, según dijeron las autoridades papuanas que indicaron que no se han registrado heridos en la protesta pero que se ha detenido a varios manifestantes.

Según la Coalición de Acción para los Refugiados el número de detenidos sería de 30, informó la agencia local AAP.

El ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, dijo hoy a la emisora ABC que la actuación de las autoridades papuanas fue "muy impresionante", pero admitió que "la situación es volátil en el terreno".

"La amenaza está presente y estamos vigilándola", agregó Dutton, que negó que se haya privado de agua y comida a los manifestantes.

La protesta iniciada hace ocho días, que incluía una huelga de hambre acatada por centenares de inmigrantes, se agravó el lunes cuando un grupo de ellos se parapetaron en dos pabellones del centro.

Los inmigrantes protestan contra el plan del gobierno australiano de reubicarlos en Papúa Nueva Guinea e incluso algunos piden que la ONU se haga cargo de su custodia.

Las protestas ocurren 11 meses después de otro motín que se saldó con la muerte del iraní Reza Barati, y que fue provocado por la frustración ante la lentitud de la tramitación de las solicitudes de asilo, la incertidumbre sobre su futuro y su traslado a Papúa.

Australia ha endurecido la política migratoria con disposiciones como la detención en Manus y en Nauru y que obliga a aquellos que alcancen el estatus de refugiado a establecerse en Papúa Nueva Guinea, Nauru y Camboya.

Muchos de los inmigrantes que viajan hasta Australia han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros que han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas como las minorías rohingya, de Birmania, o bidun, de la región del Golfo. EFE

Cargando