Ledecky se consagra como la nueva reina tras el frustrado retorno de Phelps

La consagración definitiva de la joven estadounidense Katie Ledecky, que este verano estableció tres nuevos récords mundiales en los 400, 800 y 1.500, iluminó la natación mundial en un año 2014 en el que las sombras las puso el mejor nadador de todos los tiempos, el también estadounidense Michael Phelps, que vio frustrado su retorno a las piscinas, tras ser detenido el pasado mes de septiembre por conducir bajo los efectos del alcohol.

Javier Villanueva

Madrid, 15 dic (EFE).- La consagración definitiva de la joven estadounidense Katie Ledecky, que este verano estableció tres nuevos récords mundiales en los 400, 800 y 1.500, iluminó la natación mundial en un año 2014 en el que las sombras las puso el mejor nadador de todos los tiempos, el también estadounidense Michael Phelps, que vio frustrado su retorno a las piscinas, tras ser detenido el pasado mes de septiembre por conducir bajo los efectos del alcohol.

Pese a los seis meses de suspensión, así como su exclusión de los Mundiales que se disputarán el próximo mes de agosto en la localidad rusa de Kazán con la que fue castigado por la Federación Estadounidense, su arresto no ha acabado con los planes de Phelps de participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

De hecho, el nadador norteamericano, que regresó recientemente a los entrenamientos, tiene previsto volver a la competición el próximo 15 de agosto, apenas una semana después de la conclusión de los Mundiales de Kazán, con la disputa de la prueba de la Copa del Mundo de piscina corta que se celebrará en Chartres (Francia).

Una cita en la que Michael Phelps, ganador de veintidós medallas olímpicas, dieciocho de ellas de oro, intentará volver a demostrar el inmenso talento que le permitió lograr en los apenas cinco meses que compitió este curso, tras casi dos años de retiro, cinco medallas en los Pan Pacifics, así como a firmar la mejor marca mundial del año -51.17- en los 100 mariposa.

Logros que palidecen ante la magnitud de los registros de su joven compatriota Katie Ledecky, que a sus apenas 1 años se consagró este verano como la nueva reina indiscutible de la natación mundial, gracias a las excepcionales plusmarcas que estableció en los 400, 800 y 1.500 libre.

Ledecky, que se convirtió el pasado 9 de agosto en bajar -3:58.86- de los 3:59 minutos en los 400 libre, dio apenas dos semanas más tarde un nuevo "mordisco" a su flamante nuevo récord mundial en los Pan Pacifics donde la estadounidense completó la distancia en un tiempo de 3:58.37, setenta y ocho centésimas menos que el anterior tope en posesión de la italiana Federica Pellegrini desde 2009.

La diferencia parece escasa en comparación con los 3.14 segundos en los que Ledecky rebajó -3:11.00- la plusmarca de la británica Rebecca Adlington en los 800 libre, o los más de 8 segundos menos -15:28.36- en los que nadó los 1.500 metros tomando como referencia el récord del Mundo que ella misma estableció el pasado año en los Mundiales de Barcelona.

Marcas a las que Ledecky, oro en los 800 metros en los Juegos Olímpicos de Londres, añadió una no menos impresionante colección de cinco medallas de oro en los Pan Pacifics, entre las que destaca la lograda en los 200 libre, que abre una nueva dimensión a su carrera hasta ahora centrada en las pruebas de fondo.

También brilló en los Campeonatos del Pacífico el japonés Kosuke Hagino, que hizo el doblete en las pruebas de estilos tras derrotar a leyendas de la talla de los estadounidenses Michael Phelps y Ryan Lochte, una progresión que el nipón confirmó posteriormente en los Juegos de Asia donde logró el título de mejor nadador gracias a sus siete medallas, cuatro de ellas de oro.

Una competición en la que participó el doble campeón olímpico en los Juegos de Londres, el chino Sun Yang, que posteriormente sería sancionado con tres meses de suspensión tras dar positivo en un control antidopaje, reavivando las sospechas que siempre han acompañado a los éxitos de la natación china.

Por su parte, el joven bracista Adam Peaty, que estableció un nuevo récord del Mundo -26.62- en los 50 metros, personificó la explosión de los nadadores británicos en los Europeos de Berlín, en los que la sueca Sarah Sjostrom, la española Mireia Belmonte y la húngara Katinka Hosszu pelearon hasta el final por el título de reina de los campeonatos.

Un título que no tuvo discusión en la piscina corta, donde pese a la resistencia de Mireia Belmonte, que logró 4 oros y dos récords del Mundo en los Mundiales de Doha, la magiar Katinka Hosszu ha sido la gran dominadora gracias a sus éxitos tanto en la Copa del Mundo, donde se proclamó ganadora absoluta, como en los Mundiales disputados en la capital catarí.

Cita en la que brilló en la categoría masculina el sudafricano Chad Le Clos, elegido al igual que Hosszu mejor nadador del año por la Federación Internacional (FINA), lo mismo que el equipo brasileño que de la mano de Cesar Cielo, Felipe Franca y Etiene Medeiros lideró el medallero de la competición, en un claro aviso de las intenciones de Brasil para los Juegos Olímpicos que se disputarán en 2016 en Río de Janeiro.EFE

Cargando