Policía confirma toma de rehenes por hombre armado en un café de Sídney

La policía de Sídney ha confirmado que un hombre armado ha irrumpido en un café del centro de la ciudad australiana y ha tomado entre 13 y 40 rehenes, aunque los números no han sido precisados por las autoridades.

Sídney (Australia), 15 dic (EFE).- La policía de Sídney ha confirmado que un hombre armado ha irrumpido en un café del centro de la ciudad australiana y ha tomado entre 13 y 40 rehenes, aunque los números no han sido precisados por las autoridades.

"Puedo confirmar que hay una persona armada en el local que mantiene a un número indeterminado de rehenes", señaló Andrew Scipione, comisionado de la Policía del estado de Nueva Gales del Sur, durante una rueda de prensa.

"No hemos confirmado aún que se trate de un incidente relacionado con terrorismo", acotó el comisionado al insistir en que aún no se sabe cuál es la motivación de esta persona ni de donde viene.

Lo que sí aseguró es que las fuerzas de seguridad harán "todo lo posible para lograr un desenlace pacifico", agregó Scipione al explicar que la Policía no ha tenido contacto con el hombre armado que ha tomado el "Café Lindt", situado en la zona financiera Martin Place.

Según los ejecutivos de "Lindt Australia", propietaria del local, dentro del establecimiento hay unos 10 trabajadores y 30 clientes, aunque la Policía no ha confirmado el número exacto de rehenes.

Informes de radio no confirmados aseguran que el asaltante, un hombre con barba y pañuelo en la cabeza, exigió hablar con el primer ministro, Tony Abbott, y asegura tener explosivos colocados en toda la ciudad.

El comisionado también se negó a vincular con un acto terrorista la bandera negra con un mensaje en árabe de declaración de la fe islámica que sostenían algunos de los rehenes.

"Es una bandera que hemos estado viendo y estamos tratando de analizar qué significa, pero en este momento es mejor no llevar este asunto más lejos. Estamos trabajando con las agencias asociadas para determinar con qué estamos tratando aquí", precisó.

La Policía australiana ha cerrado parte del centro de Sídney y evacuado a los residentes como medida de precaución, a la par que intenta contactar con el secuestrador y los rehenes.

En septiembre pasado, las autoridades australianas elevaron la alerta terrorista a "alto" por la posibilidad de posibles ataques terroristas a cargo de una sola persona, pequeños grupos o grandes organizaciones. EFE

wat/nc/fg

Cargando