"La Policía nos evacuó del edificio", señala testigos del secuestro en Sídney

Dos hispanos que trabajan cerca de la cafetería donde un número indeterminado de personas permanecen retenidas desde esta mañana en Sídney, relataron a Efe como fueron los primeros minutos del incidente.

Sídney (Australia), 15 dic (EFE).- Dos hispanos que trabajan cerca de la cafetería donde un número indeterminado de personas permanecen retenidas desde esta mañana en Sídney, relataron a Efe como fueron los primeros minutos del incidente.

Iván Órdenes, técnico de sonido del "Canal 7", ubicado frente al establecimiento donde varias personas han sido secuestradas por, al menos, un hombre presuntamente armado, señala que la Policía llegó a la emisora y les pidió que se alejaran de las ventanas, para posteriormente evacuarlos.

Al momento del incidente, el técnico de origen chileno estaba "en medio de una canción cuando todo esto se desató en cosas de segundos. Terminando la canción nos dimos cuenta de que a algunos camarógrafos les dieron la orden de salir a la calle tras escucharse muchos policías".

En la calle se veía una gran cantidad de agentes y de miembros de los escuadrones para desactivación de explosivos, recuerda Órdenes.

Desde su puesto de trabajo, el chileno pudo apreciar como dos personas, presuntas rehenes, "sujetaban" una bandera negra con inscripciones en árabe.

Por su lado, la abogada australiana de origen español Lillian Ajuria comentó a Efe que una de las trabajadoras de su oficina estaba a punto de ir al "Café Lindt".

"Se ha librado una trabajadora nuestra por minutos" comentó la abogada al remarcar que sus compañeras son clientes frecuentes de ese local, supuestamente asaltado por un varón de unos 40 años, con barba y pañuelo en la cabeza, y, según el canal "9News", armado y vínculos con una organización terrorista.

Ajuria relató que desde la ventana pudo ver los coches de la Policía llegar al café, pero debido a la distancia no vio ni al supuesto responsable de la toma ni a las personas secuestradas.

La Policía australiana "cerró rápidamente una sección de Martin Place", donde se encuentra el establecimiento, y poco después su edificio fue evacuado.

En septiembre pasado, las autoridades australianas elevaron la alerta terrorista a "alto" por la posibilidad de posibles ataques terroristas a cargo de una sola persona, pequeños grupos o grandes organizaciones. EFE

wat/nc/fg

Cargando