Cumbre empresarial entre Taiwán y China busca sinergia entre ambas partes

La Cumbre Empresarial Taiwán-China, que comenzó hoy en Taipei, busca impulsar la cooperación entre empresas de ambos lados del estrecho de Formosa y transformar la estructura industrial en ambas partes, señalaron los organizadores.

Taipei, 15 dic (EFE).- La Cumbre Empresarial Taiwán-China, que comenzó hoy en Taipei, busca impulsar la cooperación entre empresas de ambos lados del estrecho de Formosa y transformar la estructura industrial en ambas partes, señalaron los organizadores.

El ex vicepresidente de Taiwán, Vincent Siew, destacó en la sesión inaugural el gran potencial de cooperación entre Taiwán y China, y el ex viceprimer ministro del Consejo de Estado Chino, Zeng Peiyan, intervino en términos parecidos.

"Los lazos económicos y comerciales entre los dos lados del Estrecho encaran un nuevo desafío, por lo que se necesita una nueva estructura para reconstruir tales lazos, y esta cumbre puede ser su inicio", dijo Siew.

A la cumbre, que concluye mañana, asiste el presidente de la Asociación para las Relaciones a través del Estrecho de Taiwán (ARATS), Chen Deming, quien es el máximo negociador chino con Taiwán, y que se encuentra en la isla de visita para conocer mejor la situación de varios sectores económicos isleños, con el fin de estrechar la cooperación mutua.

A pesar de que entre China y Taiwán no hay lazos oficiales sino una disputa de soberanía, desde el 2008 los lazos económicos y sociales se han intensificado a un ritmo espectacular y ya se han sellado 21 acuerdos económicos entre ambas partes, incluido un acuerdo marco para liberalizar el comercio bilateral.

En Taiwán, el rápido acercamiento económico a China ha despertado reticencias en sectores que temen que la diferencia de tamaño pueda llevar a que la isla sea devorada económicamente por los capitales y empresarios chinos.

Los sectores partidarios de mantener una separación permanente de China también han expresado su temor de que Pekín utilice su poderío económico como palanca política para obligar a la isla a unificarse bajo sus condiciones.

En marzo y abril de este año, un movimiento estudiantil llamado "Movimiento del Girasol", lanzó manifestaciones de protesta y ocupó el Parlamento en contra de que el Gobierno selle acuerdos con China sin un escrutinio parlamentario y popular.

El Parlamento isleño aún no ha refrendado un acuerdo de liberación del comercio en servicios entre Taiwán y China, sellado en junio de este año, y ha prometido antes pasar una ley de supervisión de los acuerdos con China, que tampoco está logrando un consenso entre las diferentes facciones políticas.

Mientras tanto, la negociación de un acuerdo de liberalización del comercio en bienes entre ambas partes avanza lentamente, con lamentos por parte del empresariado, debido a que China tiene poca confianza en que sea refrendado por el Parlamento taiwanés, ante la situación del acuerdo en servicios.

El empresariado taiwanés con intereses en China teme que la finalización de las negociaciones para la firma de un acuerdo de libre comercio entre Pekín y Corea del Sur afecte negativamente a las exportaciones taiwanesas a China, a menos que se firme en breve un acuerdo similar de comercio en bienes entre ambas partes. EFE

Cargando