Hosszu arrebata el título de 'reina' a Mireia Belmonte

La húngara Katinka Hosszu se consagró como la reina de los Mundiales de piscina corta de Doha tras lograr este sábado su cuarto oro, acompañado, como los tres anteriores, por un récord del mundo.

Redacción deportes, 6 dic (EFE).- La húngara Katinka Hosszu se consagró como la reina de los Mundiales de piscina corta de Doha tras lograr este sábado su cuarto oro, acompañado, como los tres anteriores, por un récord del mundo.

En la competición masculina, pelearán por el título honorífico de 'rey' el francés Florent Manaudou y el sudafricano Chad Le Clos, empatados a tres oros.

Hosszu, que suma además dos platas en la capital catarí, no desaprovechó la inesperada ausencia de la española Mireia Belmonte, que se quedó fuera de la final por tan sólo 3 centésimas, para imponerse con absoluta comodidad en los 200 estilos.

Un triunfo que la magiar acompañó de una nueva plusmarca mundial, tras imponerse con un tiempo de 2:01.86, cuatro segundos menos que la segunda clasificada, la británica Siobhan-Marie O'Connor, que logró la plata con un registro de 2:05.87 minutos.

Esa ventaja prueba el dominio en el doble hectómetro estilos de la nadadora húngara, que ya este verano había rebajado hasta en dos ocasiones el récord que ella misma estableció en agosto de 2013 y que hoy se convirtió en la primera mujer en bajar de los 2 minutos y 2 segundos.

La "dama de hierro", como le gusta denominarse a sí misma, extendió su hegemonía a toda la competición, de la que ya puede considerarse como la "reina" indiscutible, tras imponerse en su duelo particular con Mireia Belmonte.

La nadadora española, que cerró su concurso en Doha con cuatro oros y dos nuevos topes mundiales, en los 200 mariposa y 400 estilos, se vio superada por las seis medallas, cuatro de ellas de oro, de la húngara Hosszu, que estableció además cuatro nuevas plusmarcas universales.

La magiar, elegida mejor nadadora del año por la Federación Internacional (FINA), podría ampliar mañana su cosecha de éxitos en la última jornada de los campeonatos, en la que nadará los 50 espalda y los 200 libre.

Sigue sin resolverse, por contra, la pugna que mantienen en la categoría masculina el francés Florent Manaudou y el sudafricano Chad Le Clos, que este sábado sumaron su tercera medalla de oro en los Mundiales, tras imponerse en los 50 espalda y 50 mariposa, respectivamente.

La victoria del francés estuvo acompañada de una plusmarca universal, la segunda de Manaudou en los campeonatos, ya que el viernes se impuso con nuevo récord mundial -20.26- en los 50 libre, tras colgarse el oro con un tiempo de 22.22 segundos.

Un "mordisco" de 39 centésimas al anterior tope mundial en posesión del estadounidense Peter Marshall con un registro de 22.61 desde hace ya cinco años.

El sudafricano Le Clos no necesitó acercarse al récord del mundo -21.80- del alemán Steffen Deibler para imponerse al brasileño Nicholas Santos, plata, y el ucraniano Andrii Goborov, bronce, en una final de los 50 mariposa en la que el africano fue el único en bajar de los 22 segundos.

Prueba del excelente estado de forma Le Clos, que intentará añadir mañana a los tres oros individuales que ya suma en Doha, un cuarto triunfo en los 200 mariposa, la especialidad que le lanzó al estrellato internacional tras batir al legendario Michael Phelps en los Juegos Olímpicos de Londres.

El francés Florent Manaudou optará igualmente mañana a su cuarto oro en la capital catarí con la disputa de la final de los 100 libre, en la que se verá las caras con los brasileños Cesar Cielo y Joao de Lucca.

Manaudou, incluso, podría aspirar a un quinto título en Doha, el segundo en pruebas de relevos, si como parece previsible los técnicos le incluyen en el cuarteto francés que participará en los 4x100 estilos. EFE

Cargando