Chrysler rejuvenece la berlina 300 para intentar recuperar esplendor perdido

El Grupo Chrysler presentó hoy en el Salón del Automóvil de Los Ángeles la nueva versión de la berlina 300, un modelo que el fabricante estadounidense ha rejuvenecido inspirándose en los vehículos lanzados en 1955 y 2005.

Washington, 19 nov (EFE).- El Grupo Chrysler presentó hoy en el Salón del Automóvil de Los Ángeles la nueva versión de la berlina 300, un modelo que el fabricante estadounidense ha rejuvenecido inspirándose en los vehículos lanzados en 1955 y 2005.

El Chrysler 300 2015 intenta capturar el éxito que consiguió en 2005, cuando se convirtió en un éxito de ventas atrayendo a grandes nombres de la industria de la música en Estados Unidos, con un frontal más agresivo y mayores niveles de sofisticación.

En el interior, Chrysler ha incluido como equipo estándar de fábrica una pantalla a todo color de 7 pulgadas para presentar información al conductor y que incluye la última generación del sistema Uconnect de infotenimiento.

"Mas allá de sus llamativas proporciones icónicas y su incluso más dominante frontal y rejilla, nuestro nuevo 300 está diseñado para recompensar con tecnologías exclusivas y niveles de calidad a precios reducidos a los individuos que se lo merecen", dijo en un comunicado el presidente de la marca Chrysler, Al Gardner.

Otro equipamiento estándar de fabrica para el 300, una berlina de tracción trasera, es una transmisión automática de ocho velocidades TorqueFlite y la posibilidad de incorporar el sistema de tracción total "más avanzado de su clase".

Chrylser dijo que el vehículo se comercializará en cuatro versiones: 300 Limited, con un precio base en Estados Unidos de 31.395 dólares; 300S, por 34.895 dólares; 300C, por 37.895 dólares; y 300C Platinum, por 42.395 dólares.

Las dos motorizaciones disponibles son un motor de 3,6 litros en V6 Pentastar que produce 292 caballos de potencia o un 5,7 litros en V8 de 363 caballos de potencial.

El vehículo empezará a ser producido este mes en la planta de montaje que Chrysler tiene en la localidad canadiense de Brampton. EFE

Cargando