Amnistía Internacional denuncia la persecución de la etnia oromo en Etiopía

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la persecución "sin piedad" y las torturas que sufren los oromo, el grupo étnico más numeroso de Etiopía, por parte del Gobierno del país africano.

Nairobi, 28 oct (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la persecución "sin piedad" y las torturas que sufren los oromo, el grupo étnico más numeroso de Etiopía, por parte del Gobierno del país africano.

En un informe publicado hoy, la organización documenta cómo los oromo han sufrido con regularidad "detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y asesinatos ilegales por parte del Estado".

La persecución a los oromo es parte de una campaña del Gobierno para aplastar "la disidencia" de este grupo étnico, que representa el 40 por ciento de la población de Etiopía pero que ha estado históricamente marginado.

"La represión implacable del Gobierno etíope contra la disidencia real o imaginaria entre los oromo es brutal", dijo la investigadora de AI para Etiopía Claire Beston.

Al menos 5.000 oromos han sido detenidos entre 2011 y 2014, la mayoría acusados de apoyar al Frente de Liberación de Oromo (OLF, en inglés), un movimiento secesionista que el Ejecutivo de Adis Abeba incluyó en su lista de grupos terroristas en 2010.

Entre los arrestados durante estos años figuran manifestantes, estudiantes, miembros de partidos de la oposición y los defensores de la cultura oromo, denunció la organización defensora de los derechos humanos.

Los familiares de los sospechosos también han sido perseguidos, bajo la sospecha de que pudieran compartir opiniones con los arrestados.

Según recoge el informe de AI, muchos de los detenidos han permanecido en prisión y han sido sometidos a torturas regularmente, mientras que decenas de disidentes "reales o ficticios" han sido asesinados.

En abril y mayo de 2014, las fuerzas de seguridad etíopes dispararon munición real durante una serie de protestas en la región de Oromia (la más grande del país, distribuida entre el centro-oeste y el sur), donde causaron la muerte de decenas de manifestantes pacíficos.

"Estos incidentes no fueron nada inusual en Oromia", señaló Beston, quien añadió que es necesario que el Gobierno de Etiopía ponga fin a los "vergonzosos ataques a miles de oromos, basados únicamente en su opinión política real o supuesta".

El informe publicado hoy por AI recoge testimonios de distintos oromo que han sufrido las frecuentes torturas a las que el Gobierno somete a los detenidos, que a muchos han llegado a costarles los dedos, orejas o dientes.

Un profesor contó cómo había sido apuñalado en el ojo con una bayoneta en prisión porque se negó a repartir entre sus alumnos propaganda del partido político en el poder.

Una joven relató cómo los militares vertieron brasas ardiendo sobre su estómago mientras estaba detenida en un campamento militar porque su padre era sospechoso de apoyar al Frente de Liberación Oromo.

Entre los métodos de tortura se incluyen palizas, descargas eléctricas, simulacros de ejecución, la quema con el metal caliente o plástico fundido y violaciones, relataron los exprisioneros.

Amnistía Internacional augura que estas violaciones de los derechos humanos aumentarán en los próximos meses, ya que las elecciones generales de Etiopía tendrán lugar el próximo 2015. EFE

Cargando