El precio de la nueva vivienda sigue cayendo en casi todas las urbes chinas

El precio de las vivienda nueva continuó su caída en septiembre y con respecto al mes anterior en casi la totalidad de las principales ciudades chinas, según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas del país asiático.

Pekín, 24 oct (EFE).- El precio de las vivienda nueva continuó su caída en septiembre y con respecto al mes anterior en casi la totalidad de las principales ciudades chinas, según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas del país asiático.

Los datos muestran que el precio de las viviendas de nueva construcción -sin contar las de protección oficial- ha bajado en 69 de las 70 ciudades analizadas, mientras que en una se mantuvo igual respecto al mes anterior.

Se trata del quinto mes consecutivo que se registran bajadas generalizadas, después de que en agosto 68 ciudades de las 70 estudiadas sufrieran un descenso en el sector inmobiliario.

El Gobierno chino no ofrece un porcentaje global de variación de precios para el conjunto del mercado inmobiliario del país, pero publica los cambios interanuales e intermensuales de los precios en las setenta principales ciudades.

Así, el número de ciudades que han visto descender los precios del sector ha ido subiendo durante los últimos cuatro meses: en mayo fueron 35 -la mitad de las analizadas-, en junio 55, en julio 64 y en agosto, 68, un máximo histórico ahora superado por los datos de septiembre.

La única ciudad que no vio descensos en septiembre fue Xiamen, en la provincia de Fujian (este), donde los precios de la nueva vivienda se mantuvieron igual en este mes que en el mes anterior.

La menor bajada (-0,4 %) se ubicó en Sanya, en la isla de Hainan, y en Mudanjiang, en la provincia norteña de Heliongjiang, mientras que la mayor caída (-1,9 %) se localizó en Luzhou, en la provincia de Sichuan (suroeste).

El precio de las viviendas nuevas en las dos principales ciudades del país, Pekín y Shanghái, cayó un 0,9 % y 1,1 % respectivamente.

Respecto a viviendas usadas, las cifras muestran que en la totalidad de urbes estudiadas el precio se redujo en septiembre, con la ciudad suroeste de Nanning liderando las caídas, con un 2 por ciento de bajada.

En base interanual, el coste de nuevas viviendas fue menor en 58 de las 70 principales ciudades en septiembre que en el mismo mes del año anterior.

"A pesar de que en la mayoría de ciudades se han registrado caídas este mes y respecto al anterior, el ritmo de reducciones se ha estrechado", defendió Liu Jianwei, estadista del Buró Nacional de Estadísticas.

No obstante, los datos publicados hoy vuelven a evidenciar el claro enfriamiento del mercado inmobiliario del país.

En los últimos años, las autoridades chinas han puesto en marcha varias medidas para controlar el alza de los precios de la vivienda ante el peligro de que se creara una temida burbuja inmobiliaria.

Actualmente, sin embargo, China cuenta un exceso de oferta de viviendas y las operaciones de compraventa han disminuido debido a la ralentización de la economía del país, por lo que el Gobierno ha tomado en los últimos meses algunas medidas, como la flexibilización de la concesión de hipotecas, para evitar un exceso de viviendas sin vender.

Según los analistas, este frenazo inmobiliario es uno de los factores que más presionan a la baja el crecimiento de la economía china, que creció en el tercer trimestre a un ritmo anual de un 7,3 por ciento, dos décimas por debajo del límite fijado por el Gobierno para este año, del 7,5 por ciento.

Oficialmente, las autoridades de Pekín mantienen el optimismo, ya que aseguran que en los primeros nueves del año el crecimiento económico (7,4 %) se mueve básicamente en sus cifras, incluso si se trata del incremento más bajo en algo más de cinco años, que ven como un esfuerzo para primar "la calidad" y no la rapidez. EFE

Cargando