Filipinas da el visto bueno a una operación de rescate de rehenes alemanes

Las autoridades de Filipinas han dado el visto bueno para que la Policía y el Ejército inicien una operación de rescate de los dos turistas alemanes retenidos por el grupo islamista Abu Sayyaf, que amenaza con matar a uno de ellos hoy.

Manila, 17 oct (EFE).- Las autoridades de Filipinas han dado el visto bueno para que la Policía y el Ejército inicien una operación de rescate de los dos turistas alemanes retenidos por el grupo islamista Abu Sayyaf, que amenaza con matar a uno de ellos hoy.

"La operación comenzará en cualquier momento, pero estamos determinando la localización exacta de algunos de los líderes y miembros de Abu Sayyaf", dijo al diario "Inquirer" el coronel Allan Arojado, comandante del Ejército en la isla de Sulu, donde se cree que se encuentran los dos rehenes.

El Ejército ha enviado un equipo militar especializado en rastreo que se ha unido a los 7 batallones que se encuentran en la isla de Sulu, a unos 980 kilómetros al sur de Manila.

"Vamos a hacer todo lo que podamos para no poner en peligro sus vidas", añadió Arojado.

Los rebeldes de Abu Sayyaf exigen 5,6 millones de dólares y que Alemania retire el apoyo a la ofensiva de EEUU contra el Estado Islámico (EI) para no decapitar a uno de los alemanes hoy, 17 de octubre, a las 15.00 hora local (07.00 GMT).

Sin embargo, el grupo islamista se mostró dispuesto el pasado miércoles a anular el ultimátum si se abrían negociaciones con el ministro de Asuntos Exteriores filipino, Alberto del Rosario, pero tanto Alemania como Filipinas mantienen su política de no negociar con terroristas.

"Ni el Gobierno de Filipinas ni el de Alemania se han puesto en contacto con nosotros", confirmó a "Inquirer" el portavoz de Abu Sayyaf, Abu Rami.

Viktor Stefan Okonek, médico alemán de 74 años, y su pareja, Henrite Dieter, de 55 años, fueron secuestrados el pasado abril cuando navegaban por las aguas del suroeste de Filipinas, aunque no fue hasta el 24 de septiembre cuando los islamistas amenazaron con matar a los cautivos si no se cumplían sus exigencias.

Okonek, que ha pedido ayuda en varias ocasiones desde entonces tanto al Gobierno alemán como al Filipino, volvió ayer a hablar con los medios.

"Les quiero mucho", dijo el alemán en referencia a su familia.

"Okonek ha pedido hablar con sus familiares antes de que acabemos con su vida", explicó Rami.

Los rebeldes filipinos difundieron el miércoles una fotografía que mostraba al médico sentado dentro de la que supuestamente será su tumba con las manos atadas a la espalda y en el fondo una bandera asociada a Al Qaeda.

Abu Sayyaf, vinculado a Al Qaeda y formado por unos 400 rebeldes, tiene en su poder a otros dos europeos -un holandés y un suizo- desde febrero de 2012, además de un guardia costero malasio, y una mujer china y su hija.

Esta banda fue creada en 1991 por un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la antigua Unión Soviética y se le atribuyen algunos de los atentados más sangrientos de los últimos años en Filipinas y numerosos secuestros con los que se financia. EFE

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir