Minería ilegal está infiltrando la sociedad colombiana, como el narcotráfico

La Defensoría del Pueblo denunció hoy que la minería ilegal, como el narcotráfico, está infiltrando la sociedad colombiana y generando "una catástrofe ambiental, económica y social en muchas regiones del país".

Medellín (Colombia), 18 sep (EFE).- La Defensoría del Pueblo denunció hoy que la minería ilegal, como el narcotráfico, está infiltrando la sociedad colombiana y generando "una catástrofe ambiental, económica y social en muchas regiones del país".

"Hace unos años vimos narcotraficantes como Pablo Escobar en el Congreso, es decir, el narcotráfico infiltró todos los estamentos y espacios de la sociedad y siento que, guardadas las proporciones, algo similar está pasando con la minería", dijo a Efe el defensor delegado para Asuntos Agrarios y Tierras, Andrés Felipe García.

El funcionario, que participa en la X Feria Internacional Minera que se desarrolla en Medellín (noroeste), indicó que esta situación "no es de hoy, es desde hace años", pero alertó que la sociedad "no le ha puesto la atención necesaria".

"Estos actores que se están lucrando de la minería están en todas las actividades socioeconómicas", dijo García, quien señaló que a diferencia de la cocaína, el oro es un producto legal, pero no su explotación fuera del marco de la ley.

Según explicó el funcionario, en el país se está "legalizando la explotación de oro ilegal".

García señaló también que en los últimos cuatro o cinco años "ha venido creciendo de forma vertiginosa" la vinculación de grupos ilegales a la explotación minera.

"Guerrillas, las llamadas bacrim (bandas criminales), estructuras asociadas claramente al narcotráfico, han estado metiéndose cada vez más en la minería y esto está generando una catástrofe ambiental, económica y social en muchas regiones del país", dijo el funcionario.

García citó los departamentos de Chocó, Antioquia, Cauca y Guainía, este último en la frontera con Brasil y con una gran población indígena, entre los más afectados por la minería ilegal.

Durante su participación en un coloquio, García se declaró contrario a la satanización de la minería, pero indicó que "es una actividad que debe respetar unos cánones, estándares y derechos" de la población, así como las generaciones actuales y futuras.

Autoridades, delegados gremiales y expertos de 30 países participan desde ayer en la X Feria Internacional Minería, que durante tres días ha servido de escenario para analizar la situación del sector y como plataforma para una muestra comercial y ruedas de negocios. EFE

Cargando