Australia considera elevar a "alto" su nivel de alerta terrorista

El director del cuerpo de seguridad de Australia, David Irvine, afirmó que su agencia está "considerando seriamente" elevar a "alto" el nivel de alerta por posibles atentados terroristas en el país oceánico, informan hoy medios locales.

(Actualiza con datos sobre la redada a centro islámico)

Sídney (Australia), 10 sep (EFE).- El director del cuerpo de seguridad de Australia, David Irvine, afirmó que su agencia está "considerando seriamente" elevar a "alto" el nivel de alerta por posibles atentados terroristas en el país oceánico, informan hoy medios locales.

La participación de tropas australianas en misiones de abastecimiento de armamento y municiones a las fuerzas kurdas que luchan contra las milicias yihadistas en el norte de Irak y Siria es una de las razones esgrimidas por el experto.

El jefe de la Organización de Seguridad e Inteligencia Australiana también destaca el regreso de yihadistas nacidos o con pasaporte australiano que actualmente luchan en favor del Estado Islámico (IS).

Conforme al sistema de medición de alerta australiano, el nivel "alto" indica que existe la posibilidad de un ataque terrorista inminente.

La Policía Federal de Australia realizó la mañana del miércoles una redada contra un centro islámico en el sur de Brisbane, ciudad donde tendrá lugar el próximo noviembre la cumbre de jefes de Gobierno y de Estado del Grupo de los 20 (G20).

Dos varones están siendo interrogados por las autoridades tras ser trasladados a dependencias policiales, informa el portal de internet del canal ABC

Según la fuente, el centro islámico tiene conexiones con el conflicto sirio.

Uno de los fundadores del recinto, según ABC, es el hermano del primer australiano que perpetró un atentado suicida en Siria.

"Hay una amenaza en la seguridad de los australianos y no vamos a dejar que eso suceda", declaró Campbell Newman, jefe de Gobierno del Estado de Queensland, en el noreste del país.

Uno de los trabajadores del centro que acudía a su puesto de trabajo aseguró que "no hay nada" que relacione las instalaciones con presuntos actos terroristas.

"Lo que está sucediendo sólo es paranoia", declaró Taufan Mawardi al canal australiano.

El Gobierno de Australia calcula que más de 160 nacionales participan en combates en Siria e Irak, mientras que al menos 20 de ellos han logrado regresar al país tras los combates.

Las leyes de Australia sancionan hasta con 20 años de cárcel a aquellos civiles del país que participan en un conflicto armado en el extranjero. EFE

Cargando