Xi descarta una reforma al estilo occidental y apuesta por el partido único

El presidente chino, Xi Jinping, descartó una reforma en China al estilo occidental y reafirmó la importancia de que continúe el sistema de un único partido en la potencia asiática, publica hoy el diario hongkonés South China Morning Post (SCMP).

Pekín, 6 sep (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, descartó una reforma en China al estilo occidental y reafirmó la importancia de que continúe el sistema de un único partido en la potencia asiática, publica hoy el diario hongkonés South China Morning Post (SCMP).

En un discurso pronunciado el viernes en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín (la sede del Legislativo), con motivo del 60 aniversario del Congreso Nacional del Pueblo, Xi dijo también que China debe tener un "liderazgo unificado que asegure que el desarrollo del país no será puesto en peligro".

Asimismo, recomendó a los funcionarios de la formación que se "adhieran al liderazgo central del Partido" y "mejoren la coordinación para prevenir que el Gobierno se fragmente".

El Gobierno, añadió, debe impedir "la lucha política y la división entre los partidos políticos".

Xi también mencionó la puesta en marcha de "un proceso de decisión democrático", y dijo que, cuando se celebren unas elecciones, el Gobierno debe "ser cuidadoso de no realizar promesas vacías que dejen al país en un limbo postelectoral".

La ambigüedad de su mensaje, manteniendo la necesidad del partido único (la formación comunista está en el poder desde 1949) y apostando a la vez por un proceso de decisión democrático, va en línea con la "bipolaridad" del mandato de Xi desde que asumió el relevo de liderazgo en 2013.

Si bien su Gobierno apostó en su reunión anual de otoño de 2013 por fuertes medidas promercado, decretó el cierre de los campos de reeducación o relajó la política del hijo único, algunas organizaciones de derechos humanos coinciden en condenar el aumento de la represión contra activistas, entre otros, desde el ascenso de Xi.

Denuncian también cierta "maoización" de sus políticas y un mayor control de los medios de comunicación o posibles líneas divergentes del Partido.

El presidente chino ha llevado a cabo desde su nombramiento una extensa campaña anticorrupción dirigida "contra tigres y moscas", en referencia a la indiferencia ante el cargo del sospechoso, por la que se ha puesto entre rejas a miles de funcionarios y empresarios.

En virtud de la misma, la formación anunció recientemente una investigación contra el exministro de Seguridad chino Zhou Yongkang por corrupción tras detener a decenas de aliados y familiares suyos.

La campaña ha sido alabada por ciertos sectores, pero criticada también por algunos expertos, que consideran que sólo va dirigida contra las facciones del Partido más alejadas de Xi Jinping.

Wang Qishan, a la cabeza de la Comisión Central para la Disciplina y la Inspección (CCDI), encargada de la batalla anticorrupción, declaró a finales de agosto que ésta "durará, al menos, 5 años" porque se trata de una "guerra que la nación no se puede permitir perder". EFE

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir