El "Neoguri" se debilita al aproximarse a Tokio, aunque se mantiene la alerta

El tifón "Neoguri", convertido ahora en tormenta tropical, continuó perdiendo fuerza al aproximarse a Tokio a primera hora de hoy, aunque las autoridades mantienen la alerta por la posibilidad de inundaciones y desplazamientos de tierra.

Tokio, 11 jul (EFE).- El tifón "Neoguri", convertido ahora en tormenta tropical, continuó perdiendo fuerza al aproximarse a Tokio a primera hora de hoy, aunque las autoridades mantienen la alerta por la posibilidad de inundaciones y desplazamientos de tierra.

El "Neoguri" alcanzó la prefectura de Chiba, al este de Tokio, hacia las 5.00 horas locales de hoy (22.00 GMT del jueves), cuando se desplazaba a unos 35 kilómetros por hora y provocaba ráfagas de viento de hasta 126 kilómetros por hora, según los últimos datos de la Agencia Meteorológica nipona (JMA).

El tifón se ha visto debilitado a lo largo de su trayectoria hacia el noroeste, y está previsto que se convierta en depresión extratropical tras atravesar la península de Boso, margen oriental de la Bahía de Tokio, y llegar al Océano Pacífico.

No obstante, la JMA mantiene la alerta en la región de la capital nipona y en otras zonas del centro del país debido a la previsión de que haya copiosas precipitaciones y fuertes ráfagas de viento.

Por su parte, la operadora de la accidentada central de Fukushima Daiichi señaló que está "plenamente preparada" para resistir los efectos de la tormenta, aunque no está previsto que el "Neoguri" pase directamente por la zona de las instalaciones nucleares.

Tokyo Electric Power Company (TEPCO) suspenderá temporalmente las tareas de desmantelamiento y otros trabajos sobre el terreno si la lluvia y el viento se intensifican sobre esa parte de la costa oriental nipona, según informó la gestora de la central en un comunicado.

El fenómeno meteorológico ha dejado por el momento tres fallecidos y 66 heridos en el sur y el centro del país, y ha causado además la destrucción total o parcial de 117 casas.

Un niño de 12 años murió ayer después de que una riada se llevara por delante su casa solo 10 minutos antes de que las autoridades lanzaran un aviso de evacuación, informó hoy la cadena pública NHK.

Además, dos hombres fallecieron ahogados en dos provincias diferentes del país tras caer en sendas acequias.

El tifón provocó la evacuación de unas 30.000 personas en la isla de Kyushu (suroeste), y dejó temporalmente sin luz a miles de hogares en esa zona y en la región de Okinawa, en las que el fenómeno meteorológico alcanzó su mayor intensidad. EFE

Cargando