Murió la inventora del material que se usa en chalecos antibalas

Stephanie Kwolek, que falleció a los 90 años, era una química en la empresa estadounidense DuPont cuando inventó el Kevlar, una fibra más fuerte que el acero en 1965.

La inventora del Kevlar, la fibra ligera que se utliza para los chalecos a prueba de balas y las armaduras, murió a los 90 años.

Stephanie Kwolek era una química en la empresa DuPont en Wilmington (Delaware, EE.UU.) cuando descubrió el poliparafenileno tereftalamida, un material más fuerte que el acero en 1965.

En principio iba a ser utilizado en ruedas para automóviles.

En un comunicado, la directora ejecutiva de DuPont, Ellen Kullman, describió a Kwolek como "una química creativa y determinada, y una auténtica pionera para las mujeres en la ciencia".

Kwolek es la única empleada femenina de DuPont que recibió la Medalla Lavoisier de la empresa por un logro técnico sobresaliente.

"Sabía que había hecho un descubrimiento", dijo Kwolek hace años en una entrevista. "No grité 'Eureka' pero estaba muy emocionada, al igual que todo el laboratorio, y la dirección también estaba emocionada porque estábamos ante algo nuevo y diferente".

Kwolek se retiró de la empresa en 1986.

Desde la invención del Kevlar, el material ha salvado miles de vidas. Además de las prendas ya mencionadas, se utiliza en una diversidad de productos, incluyendo aviones, teléfonos celulares y barcos de vela.

Cargando