Grupo abogará en México por niños que dejan EEUU por deportación de padres

Una delegación de inmigrantes católicos de Chicago viajará a México en junio próximo para llamar la atención sobre la situación que viven los menores estadounidenses que tuvieron que dejar el país debido a la deportación de sus padres.

Chicago (EE.UU.), 14 may (EFE).- Una delegación de inmigrantes católicos de Chicago viajará a México en junio próximo para llamar la atención sobre la situación que viven los menores estadounidenses que tuvieron que dejar el país debido a la deportación de sus padres.

Eduardo Piña, el vocero de la delegación, dijo hoy a Efe que la visita al vecino país servirá para llamar la atención al drama que viven niños ciudadanos estadounidenses de origen hispano que, debido a las deportaciones de sus progenitores, ahora tienen que vivir en México.

Indicó que el grupo, encabezado por dos sacerdotes del área metropolitana de Chicago, estará compuesto por 15 personas, que visitarán Ciudad de México del 5 al 8 de junio próximo para reunirse con el arzobispo de México, el cardenal Norberto Rivera, en la Basílica de la Virgen de Guadalupe.

Explicó que tienen previsto realizar actos cívicos y religiosos junto a un grupo de estos menores estadounidenses y sus padres.

Piña agregó que están tratando de concretar además una reunión con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en su residencia oficial, Los Pinos.

Con Peña Nieto, afirmó el activista, quieren dialogar para ver qué acuerdo humanitario se puede lograr entre México y Estados Unidos para no "dañar más a estos niños", pues se sienten como "indocumentados" en el país de sus padres, pues algunos solo hablan inglés y, por ello, no asisten a la escuela.

En algunos casos, ambos padres eran indocumentados y fueron deportados. En otros, un padre indocumentado permanece con ellos en México mientras su pareja ciudadana todavía está en Estados Unidos.

También, dijo Piña, hay casos en que padres residentes han dejado el país y se encuentran en México con sus hijos, indocumentados, que fueron deportados.

El grupo de inmigrantes que viajará a México, recalcó Piña, apuesta más por el dialogo que por las marchas, ya que, en su opinión, "ya se marchó mucho y no se ha logrado nada".

Los fieles llevarán una imagen de la Virgen de Guadalupe, considerada "la reina de los inmigrantes", y que fue bendecida por el papa Francisco durante la visita que hicieron al Vaticano en marzo pasado. EFE

Cargando