Asesinan a un abogado paquistaní que defendía a un acusado por blasfemia

Rashid Rehman, activista de derechos humanos que defendía a un acusado de blasfemia contra el islám, murió asesinado tras ser tiroteado por desconocidos en la ciudad paquistaní oriental de Multán, informaron hoy fuentes policiales.

Nueva Delhi, 8 may (EFE).- Rashid Rehman, activista de derechos humanos que defendía a un acusado de blasfemia contra el islám, murió asesinado tras ser tiroteado por desconocidos en la ciudad paquistaní oriental de Multán, informaron hoy fuentes policiales.

Dos hombres armados entraron ayer por la noche en el despacho de Rehman, abogado de profesión, y lo mataron en el acto, mientras que otro letrado y un cliente resultaron heridos, de acuerdo con fuentes policiales y testigos citados por el diario Express Tribune.

Rehman, quien era el coordinador de la oficina del estado del Punyab de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, había recibido amenazas por representar a un hombre acusado de cometer blasfemia en Facebook contra el islám.

El abogado había denunciado las amenazas para que abandonase el caso de blasfemia pero las autoridades no tomaron ninguna medida para protegerlo, de acuerdo con el periódico Express Tribune.

La dura legislación antiblasfemia vigente en Pakistán fue establecida durante la dominación colonial británica para prevenir choques religiosos, pero en los 80 una serie de reformas auspiciadas por el dictador Ziaul Haq favoreció el abuso de la ley.

Desde entonces se han producido un millar de acusaciones por blasfemia, casi siempre a instancias de imanes locales que intentan amedrentar a las minorías religiosas, en especial a los cristianos y a los ahmadíes, rama del islám considerada herética en Pakistán.

Un tribunal del este de Pakistán condenó a muerte en abril a un matrimonio cristiano por mandar a un imán un SMS en el que se injuriaba al profeta Mahoma, aunque todavía no se ha ejecutado a ningún condenado por este delito en el país asiático.

Los intentos de reforma de la ley a lo largo de los años han chocado con la resistencia de los integristas islámicos

En 2011 el gobernador de la provincia de Punjab Salman Taseer y el ministro cristiano de Minorías Shahbaz Bhatti fueron asesinados por oponerse a la legislación de la blasfemia y pedir cambios en la misma. EFE

Cargando