Grupo religioso niega secuestrador niña marroquí en Bolivia fuera afiliado

La Comunidad Religiosa española de la Misión del Nuevo Pacto Universal, negó que el presunto secuestrador en Bolivia de una niña marroquí sea afiliado suyo, aunque admitió que hace años acudió a algunos de sus cultos.

Barcelona (España), 29 mar (EFE).- La Comunidad Religiosa española de la Misión del Nuevo Pacto Universal, negó que el presunto secuestrador en Bolivia de una niña marroquí sea afiliado suyo, aunque admitió que hace años acudió a algunos de sus cultos.

Con ese nombre esta inscrita en España esa Comunidad conocida también como Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal (AEMINPU).

Grover Morales, que en España se hacía llamar Raúl Hernán Miranda Pérez, está detenido en Bolivia como presunto autor del secuestro durante siete meses de una niña de 9 años, hija de unos vecinos suyos en Cataluña (noreste), a la que trasladó a la selva boliviana, donde el pasado día 8 fue liberada por las fuerzas de seguridad.

En algún momento de su declaración, Morales aseguró que era devoto de la AEMINPU y que entre los preceptos de esta confesión religiosa está casarse con una menor de diez años, extremo que "es absolutamente falso", según dijo a Efe la abogada y portavoz de esta comunidad religiosa en España, Rosario Murga.

La asociación religiosa negó que Morales haya pertenecido a esta confesión, que cuenta con medio centenar de seguidores en España, la mitad de ellos en una localidad próxima a Barcelona en la que está el centro de culto de esta congregación.

Rosario Murga dijo que Morales acudió hace cinco o seis años a algún culto de la asociación, pero nunca pagó cuota como afiliado y miembro de la comunidad "y hace dos años desapareció y nadie le volvió a ver".

La AEMINPU "siempre ha sido respetuosa de la normativa legal vigente y de los derechos fundamentales protegidos por la Constitución", aseguró Murga, que puso la entidad "a disposición de las autoridades para aportar cualquier clarificación respecto a sus actividades".

La Comunidad Religiosa de la Misión del Nuevo Pacto Universal (AEMINPU) está legalmente constituida en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia con fecha 4 de julio de 2008, confirmaron a Efe fuentes de la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat.

La AEMINPU nació en 1968 en Perú, fundada por Ezequiel Ataucusi Gamonal, fallecido en 2000, que se proclamó 'profeta' o 'misionero general', y cuenta con aproximadamente 60.000 fieles en todo el mundo.

Aunque se originó en Perú, Murga señaló que la comunidad en España "es autónoma, tiene sus propios estatutos y sigue sus propias normas" siempre ligadas a su único precepto: "seguir a rajatabla los 10 mandamientos".

Según la portavoz, sólo hacen proselitismo y predican mediante charlas que organizan periódicamente en algunas ciudades españolas para dar a conocer la asociación, cuyos estatutos dicen que su finalidad es "promover los diez mandamientos y buscar una mejora personal del afiliado y que éste lleve una vida recta y honesta", ha dicho la abogada.

La comunidad se rige por una junta directiva que preside César Enríquez Rodríguez, un ciudadano peruano que vive desde hace años en Barcelona, y en el ámbito eclesiástico se organiza en una escala jerárquica, con pastores, diáconos o ancianos, misioneros y sacerdotes "pero no son cargos para rendirles culto ni son los líderes", añadió la portavoz.

Cargando