Funcionario de EE.UU. revisará en Nicaragua casos de propiedades confiscadas

Un funcionario del gobierno de Estados Unidos vendrá a Nicaragua en marzo próximo para conocer cómo avanzan los casos de propiedades confiscadas a ciudadanos estadounidenses en el primer régimen sandinista (1979-1990), informó hoy una fuente empresarial.

Managua, 14 feb (EFE).- Un funcionario del gobierno de Estados Unidos vendrá a Nicaragua en marzo próximo para conocer cómo avanzan los casos de propiedades confiscadas a ciudadanos estadounidenses en el primer régimen sandinista (1979-1990), informó hoy una fuente empresarial.

El director ejecutivo de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), Roberto Solórzano, dijo a Efe que en marzo próximo llegará al país "una persona encargada del Departamento de Estado de Estados Unidos para ver el cumplimiento del avance en las devoluciones y compensaciones de propiedades", aunque no precisó nombres.

Hasta agosto pasado, Nicaragua tenía pendiente de resolver 236 reclamos de propiedades confiscadas a estadounidenses en el primer régimen sandinista.

De julio de 2012 a julio de 2013, el Gobierno de Nicaragua resolvió un total de 66 casos pendientes, de acuerdo a la embajada estadounidense en Managua.

Estados Unidos notificó a finales de julio pasado a Nicaragua que le concedió una dispensa de un año en el caso de las propiedades de norteamericanos confiscadas por los sandinistas, lo que permitirá al país seguir recibiendo la ayuda estadounidense.

La dispensa, conocida en inglés como "waiver", permite mantener el apoyo de Estados Unidos para que las instituciones financieras internacionales otorguen préstamos a Nicaragua.

Este mecanismo es una prórroga que otorga EE.UU. durante la cual se congela la aplicación de una serie de sanciones financieras o de otra índole, en este caso a Nicaragua, por las confiscaciones de tierras a ciudadanos estadounidenses.

El asunto de los reclamos de propiedades se remonta a las confiscaciones hechas por los sandinistas y que originaron la llamada "piñata", como comúnmente se conoce en este país al reparto entre sandinistas de los bienes confiscados a la familia Somoza y a sus allegados en la década de 1980.

La concesión de una nueva dispensa está sujeta a la resolución de un número "satisfactorio" de reclamos durante el año "waiver" que concluye el 29 de julio de 2014, incluyendo la devolución o indemnización de las propiedades que están bajo el control de entidades del Gobierno de Nicaragua, de acuerdo con la embajada estadounidense.

Asimismo, se toma en consideración la solución de casos pendientes ante los tribunales de justicia.

Estados Unidos cuenta como casos "resueltos" aquellos en los que el bien reclamado ha sido recuperado o en los que se ha firmado un finiquito, después de que el reclamante ha sido indemnizado.

Nicaragua espera resolver en un plazo máximo de cuatro años los reclamos de propiedades confiscadas a ciudadanos estadounidenses en el primer régimen sandinista. EFE

Cargando