Medios y columnistas llaman a la cordura a Uribe y Santos

Mientras El Tiempo afirma que la estrategia electoral hoy es la descalificación del adversario, El Colombiano lamenta la polarización del país por un debate político "sin altura".

Preocupados por el tono elevado de la presente campaña política, diversos medios de comunicación y periodistas abogaron por mayor cordura y un mejor escenario de ideas, más que frases desatinadas y descalificación a los adversarios

La polémica tiene nombres propios, el del presidente Juan Manuel Santos, quien la semana pasada descalificó duramente a su primo Francisco Santos, uno de los más allegados a Álvaro Uribe, el gran contradictor del actual mandatario

El diario El Tiempo, en su editorial del domingo titulado "Hora de jugar limpio", escribió que "lo que se ve por estos días no es la confrontación de ideas o de propuestas sobre la mejor manera de solucionar los numerosos problemas que tiene la nación, sino la descalificación del adversario, usando tácticas y expresiones que denotan una virulencia a todas luces desaconsejable"

Añade que el expresidente Uribe lleva a cabo una cruzada personal contra su sucesor, a quien acusa de haber traicionado los principios de la seguridad democrática. "Debido a esa obsesión, no hay episodio grande o pequeño que deje de ser utilizado para lanzar dardos en contra de la actual administración", añade

El Colombiano, de Medellín, escribe este lunes en su editorial que "El debate político merece respeto" y considera que es "inaceptable" la manera "decepcionante" con la que "se está llevando en el tono de la discusión política en el país"

Señala este diario que "quienes ejercen y pretenden cargos públicos deben ser un modelo para seguir, inspiración para la juventud y un orgullo para la sociedad en general"

Por su parte, el columnista Juan Gabriel Vásquez escribió durante el fin de semana en El Espectador que "las 89 tesis de Uribe" en realidad son "los 89 escupitajos que lanzó Uribe" de quien dice, se ha convertido desde hace tiempo "en una figura risible, una vieja loca que grita por los corredores"

Y añade que "en los 89 escupitajos de Uribe hay algunas medias verdades, muchas manipulaciones baratas y una cantidad inverosímil de mentiras y calumnias, y Uribe no ha sentido ni siquiera la necesidad de camuflarlo"

"Esto se ve mal", señala, por su parte, el columnista Santiago Montenegro en El Espectador y añade que "nuestros dirigentes, tanto en la oposición como en el Gobierno, tienen la obligación de ser mesurados en las cosas que dicen, tanto en público como en privado"

Luego Montenegro recuerda que "en un país que aún tiene niveles de violencia elevados y en donde es relativamente fácil adquirir armas en los mercados negros, un lenguaje crecientemente vituperoso es el caldo de cultivo para actos violentos"

Otra columnista de El Espectador, Cecilia Orozco Tascón, escribió en una columna de la semana pasada, titulada "El presidente está nervioso" que "como nunca antes durante su administración, Juan Manuel Santos se ve ansioso, incómodo, molesto e inseguro", en referencia a la forma como actuó frente al senador JOrge Enrique Robledo, a quien vinculó "a la violencia que se ha desatado en los sitios donde hay protestas y paros"

 

Cargando