El gobierno rechazó mensajes amenazantes contra el padre Javier Giraldo

El vicepresidente, le exigió a la Fiscalía General que avance en las investigaciones sobre los autores de las amenazas y reiteró el apoyo del gobierno al sacerdote.

Luego de que se conocieran graffities amenazantes contra el padre defensor de derechos humanos Javier Giraldo, el Vicepresidente, Francisco Santos, emitió una declaración desde China, donde rechazó los mensajes amenazantes

El ejecutivo también le exigió a la Fiscalía General que avance en las investigaciones sobre los autores de las amenazas y reitera que el gobierno del presidente Uribe es respetuoso de las ideas diferentes y ofrece todas las garantías para que se puedan expresar. Ésta es la declaración del Vicepresidente Francisco Santos: El Vicepresidente de la República, Francisco Santos Calderón, ante las noticias de grafitos amenazantes contra el Padre Javier Giraldo expresó: 1. El Gobierno ha brindado todas las garantías para que las ideas diferentes se puedan expresar mediante la confrontación pacífica y rechaza este tipo de grafitis amenazantes; exhorta a la Fiscalía General de la Nación para que adelante una pronta y efectiva investigación

2. Con el padre Javier Giraldo mantenemos diferencias pero estamos comprometidos en garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades como con todas las personas que están en nuestro territorio. Diferimos en su falta de cooperación con la justicia a pesar de los evidentes esfuerzos y resultados como lo demuestra el juicio a los culpables de la masacre del 21 de febrero del 2005 y en su apreciación de que en Colombia nada ha cambiado a pesar de que todos los jefes paramilitares están en la cárcel y este grupo desmovilizado

3. Lamento la división que hay al interior de la comunidad del Curbaradó y reitero la oferta de que el Ministerio del Interior y Justicia entre a mediar en esta división; exhorto a las partes a dirimir dicha confrontación de manera pacífica y en beneficio de las comunidades afro colombianas de la zona

4. A todos los defensores les reitero mi mensaje: el enemigo del trabajo de ellos son los intolerantes y los grupos armados ilegales; el Estado es su socio en lograr plena vigencia de los derechos humanos, garantías para su trabajo y reconocimiento para las víctimas. Mayo 3 de 2010

Cargando