Panama deportará campesinos colombianos inducumentados

Las autoridades panameñas de Migración deportarán a una familia colombiana formada por ocho personas, entre ellas tres niños, tras acusarlas de vivir desde 1996 de forma ilegal en la zona selvática del Darién, limítrofe con Colombia, denunció hoy un organismo humanitario no gubernamental.

PANAMA .- Las autoridades panameñas de Migración deportarán a una familia colombiana formada por ocho personas, entre ellas tres niños, tras acusarlas de vivir desde 1996 de forma ilegal en la zona selvática del Darién, limítrofe con Colombia, denunció hoy un organismo humanitario no gubernamental.

Renaul Escudero Vergara, portavoz de la Asociación Regional para las Migracioneds Forzadas (ARMIF), dijo que la familia RodasMachado cultivaba la tierra propiedad de campesinos panameños en Yaviza (Darién) y que en el momento de su detención tramitaba sus documentos de permanencia en Panamá.

Añadió que la familia fue detenida por la Policía Nacional en Yaviza la semana pasada y trasladada a la capital panameña para ponerla a disposición de la Dirección General de Migración para su deportación, que se hará efectiva, posiblemente, en los próximos siete días.

Escudero Vergara explicó que hace unos meses la familia Rodas Machado había sido detenida para su deportación, pero fue liberada por gestiones de la Oficina Nacional Pastoral Cáritas, para que culminara el largo proceso de documentación que llevaba a cabo.

Sin embargo, dijo el portavoz de la ARMIF, la familia quedó detenida la semana pasada el día -que no precisó- en que fue a entregar los documentos legales requeridos para obtener sus visados de permanencia en Panamá bajo el estatus de agricultores.

"Sobre ellos (los miembros de la familia) pesan sendas órdenes de deportación, las número 0913 y la 1023, firmadas por el director de Migración, Eric Singares", manifestó la misma fuente.

Puso de relieve que las órdenes de deportación se basan en que la familia está indocumentada en el país, pero dijo que la responsabilidad de la documentación de estas personas es precisamente de esa Dirección en coordinación con la Oficina Nacional para la Atención de Refugiados (ONPAR, oficial).

"Esta acción de las autoridades migratorias le da un espaldarazo a los despropósitos de algunos agentes de la Policía destacados en Darién, quienes ante denuncias de atropellos contra los inmigrantes colombianos les levantan informes amañados sobre supuestos nexos con grupos armados", expresó Escudero Vergara.

Agregó que este "ardid" ha sido utilizado en reiteradas ocasiones para "deportar a humildes familias impulsando el desarraigo, la desintegración familiar y exponiendo a estas personas al seguro riesgo que les significa en su país el haber sido estigmatizadas como colaboradores de grupos armados".

Hizo un llamamiento a la solidaridad con esta familia y a Eric Singares a revocar la orden de deportación contra Alberto Rodas (padre), María Carolina Machado (madre) y sus hijos Alfredo Antonio, Carlos Alberto, John Jairo, Hamilton, Erika, esta última de seis años.

En Yaviza queda otra hija pequeña de la familia Rodas que cursa estudios básicos, cuya edad no fue revelada, además tampoco se informó si esta última está con su documentación en regla en Panamá.

Consultada hoy por EFE la Dirección de Migración y la Policía Nacional sobre la denuncia de la ARMIF respecto a esta deportación, sus portavoces se comprometieron a investigar el hecho para dar su versión oficial en los próximos días.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir