Contraloría General

Contralor pidió pruebas de plagio en su tesis doctoral. Aquí están

La U. de Jaén, guarda silencio frente a los hallazgos en la tesis de Felipe Córdoba, confirmados por una editora, dos periodistas y dos profesoras.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Dos periodistas revisaron las 364 páginas de la tesis doctoral del contralor general, titulada «La buena administración en el control fiscal efectivo, estratégico y gerencial de los recursos públicos». Los hallazgos fueron enviados a dos profesoras universitarias y una editora. Las tres confirmaron el plagio que cometió el contralor general en su tesis, la cual fue dirigida por Gerardo Ruiz-Rico y Jaime Orlando Santofimio Gamboa.

Lea también: Summa cum fraude: el plagio en la tesis doctoral del contralor general

En la tesis de Carlos Felipe Córdoba, no solo hay plagio, también hay otros tipos de irregularidades que incluyen el uso de fuentes no certificadas, o incluso un autoplagio. Estos son los 15 fragmentos con sus respectivos hallazgos:

Página 61 y 62 Tesis / Caracol Radio

Aunque al final del tercer párrafo se incluye una nota al pie que menciona la sentencia, el apartado completo recoge lo expresado literalmente por el documento de la Corte Constitucional, sin que se cite debidamente. Es decir, el autor se apropia de las ideas sin usar comillas.

Es evidente en este fragmento la falta de rigor para citar o se desconoce el método según la norma aplicada en el trabajo académico. En el caso de esta cita, que no está está parafraseada, sino modificada, la diagramación expuesta no es correcta, pues debió usarse, por la extensión, una sangría completa y un tamaño de fuente inferior; convenciones que destacan para el lector una cita textual.

Fragmento 2 / Caracol Radio

El autor usa comillas para definir el «término» «inteligencia artificial», y para citar, pone de referencia una página que no existe: https://inteligenciaartificial.science/. Sin embargo, la misma cita aparece en otras páginas de forma casi literal. (https://fgcsic.es/lychnos/es_es/articulos/inteligencia_artificial y https://sites.google.com/site/inteligenciaartificialdenixito/-que-es-la-inteligencia-artificial) Si bien el autor procura esta vez usar las comillas, hace modificaciones al texto original sin señalarlas.

Puede ser que la cita que propone no tenga cambios por estar así en la página inexistente que cita, error que demuestra falta de rigor académico en la obtención de fuentes formales y no de páginas que tengan riesgo de no estar disponibles para consulta de los evaluadores y lectores en el futuro. Por eso se insiste tanto en el uso de fuentes académicas certificadas.

Fragmento 3 / Caracol Radio

Una parte del texto analizado se presenta como una construcción propia y no referencia al autor, aunque es una paráfrasis del artículo La inteligencia artificial, de Vicenç Torra (2011). En una cita indirecta también se debe mencionar al autor. Aunque se trate de una paráfrasis, omitir el crédito también puede constituir plagio.

En otro apartado, aunque se usan comillas, no se da crédito al autor. ¿Quién dijo lo que él propone como cita textual? ¿Dónde puede verificarse? Para que la citación sea correcta, de ninguna manera se debe omitir la referencia.

Fragmento 4 / Caracol Radio

En este apartado se toman datos textuales del texto ¿Qué ocurre en un minuto en Internet en 2019?, pero no se atribuye correctamente a la fuente de información. El autor parece desconocer la forma correcta de parafrasear una cita y para evitar evitar las comillas de cita textual hace modificaciones en conectores o palabras que no representan un cambio suficiente como para considerar que está parafraseando. Si bien antes de copiar el contenido de otro autor menciona la fuente, ingresar ese texto sin comillas y con unas modificaciones insustanciales no dan crédito a una correcta citación.

Fragmento 5 / Caracol Radio

En este punto el autor vuelve a citar una página inexistente o sin acceso, pero además hay un dato al final del párrafo que el contralor no cita. Encontramos ese dato en un estudio sobre comunicaciones en América Latina.

Fragmento 6 / Caracol Radio

En este caso, el contralor usa las comillas pero no pone ninguna referencia, es decir, no se le atribuye la cita a ningún autor. Un descuido que demuestra falta de rigor en el manejo de fuentes. El fragmento que utiliza el contralor aparece en una página de la Universidad del Cauca sobre las Normas Internacionales de Auditoría.

Fragmento 7 / Caracol Radio

En este caso, el contralor extrae parte del resumen del artículo «La prevención de riesgos de mala administración y corrupción, la inteligencia artificial y el derecho a una buena administración», que fue publicado en 2018 por Juli Ponce Solé, director del Instituto de Investigación TransJus, de la Universidad de Barcelona. No cita al autor, sino que expone sus ideas con leves modificaciones, sin los créditos requeridos ni comillas, dando la idea de que lo propone es creación propia.

Fragmento 8 / Caracol Radio

Nuevamente el autor recurre a la paráfrasis sin el cuidado que esta exige y sin la correcta citación. En este caso, el ejercicio de paráfrasis que hace el contralor se limita al cambio de conectores, algunas palabras y algunos signos de puntuación, pero la idea es exactamente la misma del artículo «Características de una auditoría de gestión», publicado en 2017 y disponible en línea.

Fragmento 9 / Caracol Radio

En este caso, el contralor usa hallazgos de la Contraloría, la entidad que dirige, pero no usa comillas ni da crédito a la institución. La forma en que está escrito el fragmento en la tesis es casi idéntico a como está redactado un párrafo publicado en un artículo de la Revista Semana disponible en línea.

Es válido citarse con testimonios o publicaciones propias anteriores, sobre todo por el tipo de cargo que ostenta el contralor y en correspondencia con la entidad que representa, pero se aconseja citar y referenciar, pues no reitera opiniones, sino que trae al documento datos emitidos por la Contraloría.

En este caso se trata de una irregularidad conocida como «autoplagio»: cuando un autor copia lo que ya había escrito antes, haciéndolo pasar como inédito, sin atribuir correctamente, sin citar sus propias publicaciones.

Esta es una muestra de la falta de rigor académico, no solo del autor, también de sus evaluadores. Las tesis son propuestas de generación de conocimiento, no viene al caso una reiteración —repetición— de tal magnitud. Para esto se usan notas del tipo: «ver página tal», «considerar lo ya expuesto en la página tal».

Fragmento 11 / Caracol Radio

En este punto, el contralor parece sugerir, al indentar el bloque, que cita un acto legislativo, pero el contenido de ese bloque no pertenece al acto citado. En cambio, corresponde a la Sentencia No. T-571/92, de donde extrae bloques completos y los distribuye a su criterio. O sea, toma apartes y los une, no usa símbolos de omisión o inclusión de texto y no cita la fuente real.

Otro detalle importante en este punto es que son las conclusiones de su tesis doctoral, aclarando esto que lo que enumera de manera indentada no son citas textuales, son sus conclusiones, algo que debe surgir de la creación propia del tesista que se vio enfrentado a una hipótesis y luego, tras una investigación logra unos hallazgos sobre los cuales concluye. El autor presenta en sus conclusiones conceptos que debieron ubicarse en el marco conceptual y teórico, no en este punto y menos sin la debida citación.

Fragmento 12 / Caracol Radio

Es un error decir que una gráfica es elaboración propia cuando se ha rediagramado otra y se utilizan los mismos datos. Los datos fueron obtenidos de un artículo disponible en línea. Si es por estilo de los gráficos del libro, debe igual aclararse la fuente de los datos y evitar decir que es «elaboración propia». Cambiar texto por logosímbolos y convenciones o distintivos de barras no lo convierte en «elaboración propia».

Fragmento 13 / Caracol Radio

En este apartado, el contralor crea una narrativa a partir de fragmentos de la definición y los objetivos de la auditoría gubernamental que fueron planteados en la página 43 de la tesis de maestría de María del Carmen Ponce de León y Ponce de León titulada «Importancia de la auditoría al desempeño», y presentada a la Facultad de Contaduría y Ciencias Administrativas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en México. No aparece citación de la autora por ninguna parte, es decir, presenta este contenido como propio.

Fragmento 14 / Caracol Radio

En este caso, el contralor copia fragmentos exactos de la Ley 610 del 2000, “por la cual se establece el trámite de los procesos de responsabilidad fiscal de competencia de las contralorías”. Que el autor haga parte de un ente público y traiga a su obra conceptos o planteamientos de documentos oficiales, no lo exime de utilizar las comillas y hacer la correcta citación, pues, así como lo expone, es una copia sin referencia y, en consecuencia, un plagio. Haga clic aquí para ver este fragmento

En este caso, el autor introduce el decreto usando palabras textuales del mismo, pero las comillas son posteriores. Es decir, la primera parte del párrafo, aunque está copiada de forma literal, no está atribuída a nadie.

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir