Salud

Los errores en la medicación causan la muerte de 1 persona al día

Se denomina como error en la medicación a cualquier incidente prevenible que pueda causar daño al paciente o dé lugar a una utilización inapropiada.

De acuerdo con datos de la FDA (Food and Drugs Administration), agencia estadounidense responsable de la regulación de alimentos y medicamentos; solo en Estados Unidos, los errores en la medicación causan la muerte de 1 persona al día y afectan la vida de 1,3 millones más al año.

El error de medicación asociado a factores humanos en la administración de medicamentos, representa el más importante porcentaje de esta situación, influenciado por el trabajo en un entorno hostil, de enorme presión y sobrecarga laboral (por exceso de pacientes asignados), cansancio del personal, factores como luz escasa o ruido excesivo, e interrupciones frecuentes5. Pero adicionalmente, 1 de cada 3 errores en la medicación se debe a problemas relacionados con el etiquetado y empaque de los medicamentos, tales como la apariencia similar entre los diferentes productos, información no legible o incomprensible y nombres similares entre los medicamentos.

Estamos casi a mitad de camino desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó en 2017 la iniciativa mundial ‘Medicación sin daños’, cuyo objetivo principal a 2022 es reducir en un 50% los daños graves y evitables asociados con los medicamentos. Desde ese entonces, instituciones de salud y la industria farmacéutica vienen trabajando en alianza para cumplir con la meta, buscando brindar más seguridad a los pacientes colombianos en el momento de recibir su medicación; donde el esfuerzo de las farmacéuticas se basa en la innovación e implementación de cambios en el etiquetado y empaque de medicamentos.

En este sentido, Vitalis, compañía farmacéutica transnacional colombiana líder en el sector de medicamentos inyectables, viene apoyando desde el 2017 la iniciativa ‘Medicación sin daños’, a través de su Centro de Excelencia en Farmacovigilancia, involucrando un alto componente de innovación que aporta más seguridad al medicamento desde su diseño, el cual inició con mejoras en la apariencia del etiquetado de ampollas, que ahora se trasladan también a etiquetas de frascos viales y sus respectivos empaques. Estas estrategias además de favorecer la utilización segura de medicamentos en las clínicas y hospitales de Colombia, también están llegando a las farmacias de las diferentes regiones, alcanzando una participación del 30% de los medicamentos inyectables comercializados en el país.

Las mejoras en la apariencia de los productos incluyen aspectos tales como la diferenciación por colores (como estrategia para promover la identificación adecuada entre diferentes productos -inter-clase-); diferenciación entre concentraciones (para la determinación de las diferentes cantidades del activo en los medicamentos -intra-clase-; orientación del texto vertical (que ubica la información en un mismo campo visual de tal forma que maximiza su legibilidad sin tener que rotar o girar el envase); contraste de color (legibilidad mediante el uso de colores que proporcionan fuerte contraste con el color de fondo de la etiqueta; y evita el uso de abreviaturas peligrosas (acrónimos o símbolos que puedan ser malinterpretados o dar lugar a confusión; y, por ende, afectar a los pacientes).

“Velar por la seguridad del paciente es una obligación de las compañías que hacemos parte de la industria farmacéutica. Por esto, atendiendo la iniciativa de la OMS y las recomendaciones de la FDA, ISMP (Institute for Safe Medication Practices) e IMSN (International Medication Safety Network), nos dimos a la tarea de crear nuevas etiquetas para nuestros medicamentos, no solo en temas de diseño, sino también en encontrar la manera de incluir toda la información posible en la etiqueta, que contuviera aspectos clave que ayudan a establecer una clara diferenciación de productos con aspecto, nombre o compuesto similar; lo que beneficia enormemente al paciente”, mencionó la Dra. Luz Adriana Aristizábal, Directora Médica de Vitalis.

Un problema que se incrementa en las salas de UCI

Los quirófanos y las UCI son los lugares donde hay más medicamentos envasados en jeringas, que pueden generar confusión por la similitud de su apariencia. Solo en cirugía se presentan 5,3 errores en la medicación por cada 100 medicamentos administradosmientras que, para el caso de las unidades de cuidado intensivo, la cifra es cercana a 74 errores por cada 100 días-paciente. Se estima que los medicamentos que más generan errores en las UCI son los mismos utilizados por los anestesiólogos en el quirófano.

Los medicamentos en anestesia y UCI se alistan en jeringas o bolsas antes y durante procedimientos, generando un riesgo elevado de confusión al utilizarlos a la vez. Por esta razón, debemos fortalecer estrategias para brindar seguridad a los pacientes hasta el final del proceso de uso del producto farmacéutico, con iniciativas a las que deben sumarse todos los actores involucrados en la atención de salud y manejo de pacientes”, enfatizó el Dr. José Domingo Rincón, Anestesiólogo Cardiovascular.

A este respecto, el aporte de la industria farmacéutica nacional a la seguridad del paciente ya se ha puesto en marcha y aspectos como la marcación diferenciada de las jeringas, la lectura cuidadosa de las etiquetas, el doble chequeo que incluye la revisión por parte de dos personas antes de ser administrado el medicamento, la aplicación de correctos en la administración de medicamentos y establecer protocolos para prepararlos y suministrarlos, son medidas efectivas que pueden ayudar también a mejorar este panorama, reduciendo riesgos y salvando vidas.

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir