El sabor de Colombia

El Viche/Biche la bebida ancestral del Pacífico

Lucía Solís, 6a. Generación y miembro de la Mesa Destila Patrimonio

El Viche-Biche en proceso de convertirse en Patrimonio Inmaterial de los colombianos. /

Recientemente se conoció que el Viche/Biche, una bebida ancestral del pacífico, está en proceso de convertirse en Patrimonio Inmaterial de los colombianos, es por ello que El Sabor de Colombia invitó a Lucía Solís una mujer de Buenaventura, que desde niña aprendió acerca de la herbología. El Viche/Biche ha estado presente en su vida desde siempre, para hablar de esta importante bebida.

Lucía hace parte del Colectivo Destila Patrimonio un grupo de personas del pacífico que se unieron para defender el Viche/Biche que recientemente fue registrado por un particular, cuando en realidad le pertenece a todo el pacífico, a todos los colombianos.

Lucía recuerda como una tía, cuando ella era aún muy niña, le enseñó, a escondidas de su mamá, los secretos de las plantas. El mundo de la herbología para ella se convirtió en su esencia, “la herbología” es la ciencia que Dios dejó para una sana alimentación, una buena salud y una buena diversión”.

Lucía ofrece sus productos a través de la marca, Semillas de Vida / Lucia Solís Facebook

Por esa conexión que ha tenido durante toda su vida con la naturaleza, ella al igual que cada uno de los miembros de la Mesa Destila Patrimonio trabaja en el proceso para que el Viche/Biche se convierta en Patrimonio Inmaterial de los colombianos.

Lucía cuenta cómo el l Viche/Biche llega desde el campo, cuando el hombre y la mujer se levantan a las 5 de la madrugada, él toma su traguito amargo y ella la toma seca; la mujer se va a Pianguar (meter las manos en el lodo con el barro hasta las rodillas en busca de la Piangua- Molusco de la cocina tradicional del pacifico), ellas también madrugan a lavar en el río o acompañan a sus maridos para limpiar la caña. El hombre se va para el monte en busca de la caña que se la echa al hombro, luego la sube a la canoa atravesando ríos correntosos, que en muchas oportunidades, se debe remar en contra de la corriente; luego de manera artesanal moler con el trapiche, y esperar que el guarapo esté listo después fermentar el jugo, en destiladeros artesanales. Moler la caña puede cortar las manos, soportar altas temperaturas y sentir que las manos se hinchan. Por eso Lucía insiste en dar valor a los campesinos que hacen parte fundamental del proceso del Viche/Biche, porque gracias a ellos la bebida llega a la ciudad.

Del Viche/Biche se saca “La Curada Amarga” los antiguo dioses la utilizaban para protegerse de algunas picaduras, “La Tomaseca roja” evita los cólicos menstruales, “El Pipilongo” sirve para la próstata, el “Vino de Naidí” tiene muchas vitaminas, “el Borojó”, “Arrechón”, “La Bebida Cremosa”, “Jabón de Borojó”, relajantes musculares entre muchos otros productos.

Lucía Solís, 6 Generación y miembro de la Mesa Destila Patrimonio en el Sabor de Colombia de Caracol Radio

 

 

Cargando