EDITORIAL

Redes: ¿libre expresión o letrina?

¿Mundo maravilloso o fenomenal letrina?

¿Son las redes sociales un espacio de socialización o un ring donde a trompadas dirimimos nuestras diferencias?

¿Las redes sociales representan una realidad diferente a la cotidiana?

¿Se puede ser alguien en las redes, con inimputabilidad e irresponsabilidad, y otra persona fuera de ellas?

Siendo un espacio de disenso, de opinión y de libre expresión, ¿es acertado imponerles límites?

¿Qué han hecho más las redes sociales, impulsar carreras o destruirlas?

Le puede interesar: Metro de babas

¿Cuántas veces ha contribuido usted a hacer daño a través de las redes sociales?

¿Son las redes sociales una especie de ambiente extravagante para el ejercicio de nuevos periodismos que escapan a las reglas éticas del oficio de informar?

¿Las redes sociales son la sepultura de la vida privada y del derecho a la dignidad y el buen nombre?

¿Qué tiempo al día estamos destinando a vivir en las redes sociales una existencia alterna a nuestra vida cotidiana?

Así como les sucede a los peces atrapados en ellas, ¿es posible escapar de las redes, en este caso virtuales?

¿Cómo se recompone lo que se ha destruido en las redes?

¿Mundo maravilloso o fenomenal letrina?

No digo más, porque, habiendo muchas preguntas, tengo más bien pocas respuestas.

 

 

Cargando