Hora 20

Casos Garzón y Galán: ¿dónde está la justicia?

En Hora 20 reflexiones sobre la justicia colombiana en los 20 años del asesinato de Jaime Garzon y en los 30 del de Luis Carlos Galán.

A propósito de los asesinatos de Jaime Garzón hoy hace 20 años de Luis Carlos Galán hace 30 este 18 de agosto, en Hora 20 creemos que este es un momento y una oportunidad para profundizar sobre ese pasado y entender por qué no fuimos capaces de evitar esas tragedias pero, además por qué nos cuesta hacer justicia.

También para preguntarnos si esa impotencia como Estado y sociedad es lo que nos condena a repetir la violencia como forma de solucionar los conflictos. ¿Son esos vacíos y debilidades institucionales los que no han permitido cerrar los ciclos de la violencia? ¿Es eso lo que hoy nos tiene ante la impotencia para proteger a líderes sociales?

Hablamos de ellos, pero también están los casos de Rodrigo Lara, Carlos Mauro Hoyos, Álvaro Gómez, Orlando Sierra, Monseñor Isaías Duarte, el coronel Vladimir Franklin Quintero, Héctor Abad Gomez, el profesor Alfredo Correa de Andreis o Jorge Cristo.

En el caso de Jaime Garzón aún no hay condenas para los autores intelectuales y algunos señalados de tener que ver con su asesinato han recibido rebaja de penas como el ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, mientras otros ex militares como el general Rito Alejo del Río pasaron a la JEP, donde aún se tomara un tiempo en fallar. Antes de su asesinato, el entonces general Mora Rangel acusaba a Garzon por sus contactos con la guerrilla.

En el caso de Galán, aún la justicia sigue escuchando declaraciones de implicados. El general Maza Márquez inclusive podría apelar la condena a 30 años si se aprueba la doble instancia para aforados, según lo plantea un informe de El Tiempo que consultó a ex ministros y ex fiscales.

Un problema de verdad

En su reflexión sobre lo que sucede con la justicia en casos no resueltos como los asesinatos de Jaime Garzón y Luis Carlos Galán, el analista y consultor Miguel Gómez dijo que Colombia es un país donde vivimos en la mentira y cuando la justicia encuentra la verdad, la verdad amenaza y asusta.

“En una sociedad atemorizada por el narcotráfico, Galán tuvo el coraje de decir que el narcotráfico era el problema más grave en la sociedad”, señaló.

Sobre Garzón puso de presente que decía la verdad con humor inteligente y por eso lo consideraban peligroso: se estaba aproximando la verdad.

Dentro de los diversos hechos que hacen imposible el logro de la justicia que reclama el país, el ex alcalde Lucho Garzón sostiene que siempre tenemos un enemigo interno y eso genera alteración permanente.

“No hay justicia, institucionalidad, ni liderazgo; a veces el gobierno es más parte de los denunciantes, cuando su obligación es asumirlo”, dijo.

“Yo pienso que tanto derecha, como izquierda debe responderle al país, pero no hay voluntad”, agregó.

Según José Félix Lafaurie, presidente Fedegan, cuando se da el hecho de que la justicia que existe no opera, al final se termina con narrativas que no se parecen a los hechos que suceden y que pasan por los despachos judiciales.

“No tenemos confianza que es finalmente lo que genera civilización; no tenemos confianza en la justicia”, dijo.

Asegura que la sociedad es cada vez menos crédula frente a la capacidad de respuesta una de la justicia.

Según Susana Muhamad, activista social, en Colombia hay una mentalidad rentista de los poderes y es un país donde los asesinatos del obedecen a una toma del estado por parte de las mafias en consonancia con agentes del Estado, como sucedió con los crímenes de dirigentes en la década de los años 80 y 90.

En su opinión, los colombianos no hemos asumido la realidad de décadas de guerra ni que seguimos en la misma dinámica conflictiva.

Cargando