De Película

El Rey León, una alucinante puesta visual… sin alma

El remake que llega después de 25 años, deslumbra por sus imágenes, pero carece de la emotividad de su predecesora.

En esta línea de negocios que encontró Disney, al reversionar sus clásicos animados, convirtiéndolos en acción real, llega el turno para una de sus joyas de la corona, la taquillera y admirada Rey León.

Infortunadamente, esta multinacional se preocupó más por la parte visual, dejando de lado la emotividad y fantasía que hicieron grande a la versión de 1994. @caracoldepeli

 

 

Cargando