Mes de la Fertilidad: Derrumbando los mitos

Se estima que el 15% de las parejas no logra concebir después de un año de intentar; y el 10% después de dos años.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo masculino y femenino que representa la incapacidad de concebir después de 12 meses de relaciones sexuales regulares sin protección cuando la mujer tiene menos de 35 años; sin embargo, este período de tiempo disminuye con la edad. Actualmente, se estima que el 15% de las parejas no logra concebir después de un año de intentar; y el 10% después de dos añosi.

Tener un hijo es el deseo más grande de muchos; sin embargo, algunos factores físicos pueden complicar conseguirlo. De hecho, se estima que más de un problema contribuye a la infertilidad en el 25% de las parejas. La edad, por ejemplo, es uno de los factores determinantes, ya que después de los 30 años, las probabilidades de embarazo en una mujer disminuyen cada año.

Por otro lado, están aquellos que, aunque son fértiles, no contemplan la idea de tener hijos en la actualidad, pero no descartan la posibilidad en el futuro. Para estos dos grupos de personas hay alternativas.

En el mundo han nacido, aproximadamente, 3.5 millones de niños gracias a tratamientos de fertilidad desarrollados por Merckcomo opción para las mujeres o parejas que buscan cumplir su sueño a pesar de no estar en la edad más adecuada o presentar condiciones como síndrome de ovario poliquístico o baja cantidad de espermatozoides.

Este mes de la fertilidad queremos educar sobre la infertilidad como una enfermedad tratable, cuya detección y tratamiento temprano permitirá aumentar las posibilidades de éxito. La criopreservación de óvulos y espermatozoides, fertilización in vitro y una serie de procedimientos quirúrgicos son algunos tratamientos confiables que deben ser supervisados por un especialista para lograr los resultados deseados.”, afirma la Dra. Carol Casallas, Especialista en Farmacología clínica y vocera de la campaña educativa “Queremos ser papás”.

La campaña educativa “Queremos ser papás” aborda los mitos más recurrentes sobre la infertilidad y expone su realidad para derrumbar el tabú y permitir que más personas puedan vivir uno de sus sueños ahora o en el futuro.

10 mitos sobre la infertilidadiii

MITO 1: La infertilidad es un problema de la mujer 

REALIDAD: Durante años se creyó que la mujer era la única responsable de la infertilidad; sin embargo, es una condición que puede afectar a los dos sexos. Entre el 30% y 40% de los casos reportados tiene como causa o contribuyente a los hombres.

MITO 2: La edad no afecta la fertilidad

REALIDAD: En promedio, la fertilidad empieza a disminuir alrededor de los 30 años, pero en las mujeres se reduce más a partir de los 35 años. La criopreservación de óvulos es un método que ayuda a postergar la fertilidad en mujeres para poder concebir más adelante.

MITO 3: La infertilidad sólo se causa por óvulos o espermatozoides en mal estado

REALIDAD: Si la pareja produce suficientes óvulos y espermatozoides sanos puedan existir otras variables que alteren el transporte de los gametos como variaciones en las trompas de Falopio o en los conductos seminales. También se pueden presentar miomas a nivel uterino que dificulten la implantación del embrión.

MITO 4: Las mujeres que ya tuvieron hijos no pueden ser infértiles

REALIDAD: Se conoce como infertilidad secundaria cuando una pareja que ya tiene un hijo no logra tener otro, porque la mujer no queda embarazada o no llega a otro nacimiento vivo. Un estimado del 11% de las parejas que ya tiene un hijo llega a vivir esta experiencia.

MITO 5: La decisión de tener hijos debe ser inmediata

REALIDAD: Actualmente es posible posponer por unos años la maternidad o paternidad, pues gracias al avance tecnológico, se puede preservar el potencial reproductivo de hombres y mujeres mediante la criopreservación de óvulos y espermatozoides en nitrógeno líquido a temperaturas que pueden llegar a -196° C.

MITO 6: La criopreservación del semen y los óvulos es sólo un capricho, no una necesidad

REALIDAD: La criopreservación de las células sexuales es una opción cuando el paciente se va a exponer a cirugías o tratamientos potencialmente causantes de esterilidad, como la quimioterapia y radioterapia; cuando hay un deterioro progresivo de los óvulos o espermatozoides por causa desconocida; o cuando se presentan condiciones como endometriosis, síndrome de ovario poliquístico o mutaciones del gen BRCA.

MITO 7: Hay pocas opciones para lograr un embarazo cuando hay problemas de fertilidad

REALIDAD: Hay diversos tratamientos para la infertilidad que pueden ayudar a lograr un embarazo con nacimiento vivo: cirugías para revertir esterilización quirúrgica o tratar enfermedades; inseminación artificial; inducción de la ovulación con medicamentos; relaciones sexuales programadas; fertilización in vitro; criopreservación de óvulos, espermatozoides y embriones; entre otros.

MITO 8: Las personas con cáncer no pueden tener hijos

REALIDAD: Aquellos que vayan a recibir un tratamiento contra el cáncer que llegue a afectar la fertilidad pueden criopreservar sus células sexuales para conseguir un hijo más adelante. Durante la quimioterapia es necesario evitar el embarazo, ya que puede causar defectos congénitos en el bebé en desarrollo. Como se sigue siendo fértil durante la quimioterapia, se recomienda seguir un método anticonceptivo.

MITO 9: No es posible tener hijos después de una vasectomía o ligadura de trompas

REALIDAD: Existen cirugías para revertir la esterilización quirúrgica; sin embargo, también se pueden recolectar células sexuales directamente de los tejidos las células.

MITO 10: Los métodos de reproducción asistida pueden contagiar de enfermedades de transmisión sexual

REALIDAD: Los métodos de reproducción asistida son seguros e incluyen protocolos de detección de infecciones por los virus de hepatitis B, hepatitis C y VIH. Incluso, pueden ser una opción para contrarrestar el riesgo de infección en aquellas parejas en las que uno de los dos presenta infección por el virus de la hepatitis B o C.

El rol de la maternidad y paternidad ha cambiado con el paso de los años, puede tardarse más su deseo o incluso no llegar. El desarrollo personal y profesional ha cobrado cada vez más importancia y la decisión de tener hijos debe tomarse con conciencia. En caso de que esta decisión sea positiva y haya problemas de fertilidad siempre debe haber la supervisión de un especialista que ayude a tomar la mejor decisión en cada caso.

En el portal web de la campaña educativa www.queremosserpapas.com.co las parejas podrán encontrar información que les permitirá conocer las diferentes alternativas de tratamiento y consultar el directorio de las clínicas de fertilidad donde pueden encontrar ayuda de un profesional.

 

 

Cargando