Detienen a 672 personas por comercializar comida en mal estado

La operación internacional fue realizada por la Interpol que decomisó comida potencialmente peligrosa.

Foto de referencia. Decomisos /

Interpol anunció este viernes que 672 personas han sido detenidas en una operación internacional en la que se incautó comida y bebida caducada o potencialmente peligrosa y cuyo valor hubiera superado los 117 millones de dólares (uno 103 millones de euros).

En total, según el comunicado de la organización policial internacional, durante esta operación, bautizada Opson VIII, se decomisaron cerca de 16.000 toneladas y 33 millones de litros de comida y bebida.

Queso y pollo con fechas de caducidad manipuladas, bebidas adulteradas con medicamentos o carne almacenada en condiciones inadecuadas fueron algunos de los artículo sacados de la circulación.

Agentes de policía, de aduanas, de organismos de seguridad alimentaria y socios del sector privado participaron en el dispositivo, desplegado en 78 países que se llevó a cabo entre los pasados diciembre y abril.

Como en operaciones Opson anteriores, el alcohol falsificado fue uno de los principales objetivos. En Rusia, a modo de ejemplo, se cerró una fábrica ilícita de vodka, en la que se incautaron 4.200 litros de alcohol y 6.000 botellas vacías.

El director de la división de Crimen Organizado y Emergente en Interpol, Paul Stanfield, advirtió de que esos artículos que no han pasado los controles oficiales pueden encontrarse en tiendas de todo el mundo.

"Queda mucho por hacer", indicó con un llamamiento a mayores esfuerzos y coordinación a nivel nacional, regional e internacional.

Países como Albania, Australia, Francia, España, Reino Unido o Sudán fueron algunos de los participantes en esta última operación, que por primera vez también se centró en bienes vendidos como orgánicos pero que no alcanzaban los estándares necesarios.

Cargando