Aprenda a preparar y a disfrutar del suave café colombiano

El experto catador Miguel Manrique nos enseña cómo hacer un buen café en casa.

Colombia tiene el mejor café suave lavado del mundo, gracias a su enorme oferta agroambiental, a su posición cercana a la Línea del Ecuador, a los niveles de lluvias, a la selección artesanal de los granos y al esfuerzo de las 563.000 familias que lo producen en 18 departamentos y 568 municipios del país, afirmó el maestro tostador y experto catador Miguel Manrique.

En entrevista con Al Campo, de Caracol Radio, nos enseñó mucho sobre café, el producto agrícola líder de Colombia, el mismo por el cual nos conocen positivamente en todo el mundo.

Nos contó, por ejemplo, que el café crece en la zona tórrida entre los trópicos de cáncer y capricornio y que hay 4 especies en el mundo: la arábiga o arábica, la robusta, la libérica y la excelsa.

Dijo que los cafés especiales y los cafés corrientes se determinan en un análisis en taza, que determina el sabor. Un catador identifica las propiedades organolépticas del grano y le da un puntaje, el cual generalmente le determina al mercado si sirve para exportar.

Catador de café Miguel Manrique / Cortesia

Sobre preparación, el experto catador Miguel Manrique recomendó usar café en grano y, en lo posible, molerlo en casa, incluso con un molino manual de aspas, si no hay uno más tecnificado.

Luego habló del agua, de la cual, dijo que ponerla a hervir y apagar el fuego cuando esté en punto de ebullición.

Según Manrique, se debe usar entre 5 y 7 gramos del café ya molido (una cuchara rasa) por cada pocillo de agua.

Cuando el agua llega al punto de ebullición se apaga, se deja un minuto, luego se le agrega el café, se mezcla, se espera a que siente el café (el cuncho) y se sirve en la tasa.

Recomendó no agregar el café cuando el agua está hirviendo porque pierde sus características y, para su gusto, hay que evitar sabores adicionales como canela, vainilla o endulzantes.

Y destacó, en la entrevista con Al Campo que puede escuchar enseguida, que un secreto adicional es que todos los recipientes y utensilios para preparar el café deben estar muy limpios:

Equipo de investigación de la Universidad de la Sabana / Cortesia Miguel Manrique

Cargando