La Luciérnaga

"Que La Luciérnaga siga haciendo lo que mejor sabe hacer: brillar"

Gustavo Gómez se despide de la Luciérnaga para asumir la dirección de 6AM Hoy Por hoy de Caracol Radio.

Gustavo Gómez /

Es mi quinto año como director de La Luciérnaga. Y mi último día al aire. No hubiera podido estar este tiempo si no fuera por el apoyo y respaldo de mis compañeros de programa. El retiro del gran Hernán Peláez fue muy duro para todos.

Lea También: “He sido inmensamente feliz aquí y me voy enamorado de todos” Gustavo Gómez

Para ellos, su equipo de trabajo, y para los oyentes de un programa que es más que programa: es tesoro de la radio, bálsamo de las penas, amable compañía de las tardes, dardo en los pecados de nuestra clase política, azote de los corruptos y fuente de información con el humor como herramienta.

Al llegar yo, los miembros de este equipo habrían podido irse o quedarse yéndose, esto es, conservando el puesto, cobrando el sueldo y trabajando a media marcha, marcando tarjeta. No lo hicieron. Desde el primer día me rodearon y aconsejaron. Esta All Stars de La Luciérnaga se la jugó conmigo y le demostró al país que las buenas ideas tienen derecho a no desaparecer.

Me voy a la mañana, a 6AM Hoy por Hoy, con la felicidad del desarrollo profesional, pero también con la tristeza de dejar a mis amigos de la tarde, a mis hermanos de La Luciérnaga.

Quien pasa por este programa nunca puede olvidarlo, ni decir que no caló en su vida y en su corazón. He sido inmensamente feliz aquí. Y me voy enamorado de todos, incluso de Corozo, a pesar de tener la cara de para adentro. Pero mucho de ustedes se va conmigo también.

Lea También: Así comienza La Luciérnaga de Gabriel

Como pocas veces sucede en la radio, hace cinco años un oyente se convirtió en el director del programa que escuchaba, y ese es mi único consuelo: volver a ser su leal oyente.

El primer día al frente de la Luciérnaga estaba tan nervioso que hable más de la cuenta. No hay problema, en 6AM tendré cinco horas completas. Aquí va siendo hora de despedirme y decir gracias a todos.

Si hiciera el listado con nombre y apellido, seguro alguno se me quedaría por fuera, así que prefiero solo que sientan que mi gratitud es ilimitada con humoristas, imitadores, periodistas, libretistas, productores, operadores, columnistas, practicantes, opinadores, trovadores, saltimbanquis, tragaespadas, equilibristas, zapateros, mensajeros, talabarteros…

Gracias también al doctor Peláez, cuyo espíritu nos acompaña siempre aquí, y a los miembros de otras camadas del elenco, que siempre estuvieron y estarán cerca a la Luciérnaga. A tal punto que quien recibe la posta es Gabriel Delascasas, exalumno de esta institución al que deseo no solo lo mejor, sino que le ofrezco todo mi cariño y apoyo.

Larga vida y prosperidad al equipo de este programa. Que La Luciérnaga siga haciendo lo que mejor sabe hacer: brillar.

Cargando