Día del campesino

Los años de angustia con la hoja de coca

Hablamos en Al Campo con Javier Alberto Melo, un campesino que dejó los cultivos ilícitos y hoy está dedicado a la promoción turística.

Proyecto turístico en Guaviare /

Javier Alberto, al igual que sus vecinos y conocidos, duró algún tiempo trabajando en los cultivos de hoja de coca que durante años abundaron en el Guaviare y lo hizo porque no había más en la región, porque no tenía alternativas.

Pero fueron años muy duros, años amargos, años de angustia, asegura hoy este hombre que un día y gracias a los programas de sustitución, le dijo “no más a esta vida cargada de miedo”.

En Al Campo, de Caracol Radio, también celebramos el Día Nacional del Campesino con aquellos labriegos que por circunstancias de la vida estuvieron en el mundo oscuro de la hoja de coca pero lograron superar ese momento y hoy labran la tierra para producir alimentos y otros productos lícitos o, como en el caso de Javier Alberto Melo, su hermosa tierra la ha destinado a incentivar la llegada de turistas.

Foto: Javier Alberto Melo

El señor Melo nos dijo que es un campesino muy orgulloso de su terruño en el Guaviare y que hoy recibe a los visitantes como si fueran su familia.

“Por circunstancias de la vida y para sacar la familia adelante nos tocó recurrir a estas cosas ilícitas, pero damos gracias a Dios que dimos el paso hacia la legalidad”, afirmó en la entrevista con Al Campo, que puede escuchar en el siguiente archivo de audio.

Foto: Javier Alberto Melo

Cargando