Apicultores alarmados por desaparición de grandes colonias de abejas

En Caldas se perdieron en un año 13 colonias y alertan porque la mortandad es frecuente.

Abejas /

Néstor Toro Marín, apicultor caldense, muestra su preocupación por la gran mortandad de abejas que se está presentando en Colombia por el uso de pesticidas en los cultivos, lo que se vio agudizado en el último año cuando perdieron más de 13 colmenas de abejas Apis o sea con aguijón y 4 de abejas Melíponas o Angelitas, como se conocen popularmente, que no lo poseen.

Cada colmena tiene entre 15.000 y 50.000 abejas, lo que multiplicado por las más de 400 perdidas en Caldas durante 2018, nos da como resultado la desaparición de millones de animales. En estas cuentas se incluyen solo las abejas tecnificadas, porque no sabemos cuántas de las que están en los árboles o en los tejados de las casas, a las cuales llamamos nativas, han muerto también”, sostuvo.

Señaló que no solo esta especie se ha visto afectada sino todos los polinizadores como las mariquitas, los cucarrones o las avispas que sienten especialmente los cambios de cultivos como es el caso del aguacate, el cual está siendo fumigado permanentemente con agentes que resultan ser muy nocivos.

Una vez que polinizan estas flores que tienen químicos altamente tóxicos, llevan ese néctar a sus colmenas o grupos poblacionales y provocan sin querer un envenenamiento masivo.

“Existe una teoría según la cual si desaparecen las abejas en un lapso de 4 años, sería precisamente ese el tiempo de vida que le quedaría a los humanos, ya que se empezarían a perder muchos cultivos que necesitan esta especie para su desarrollo, siendo los frutales los primeros que se verían perjudicados”, sostuvo el señor Toro Marín.

Agregó que esto provocaría “que empiecen a morir de hambre algunos pájaros, ardillas y otros animales más grandes, hasta que el ciclo alimenticio del hombre termine tan afectado que sufra escasez de comida esencial y vea seriamente comprometida su subsistencia, ya que cada vez tendría que incurrir en actividades más agresivas con el medioambiente hasta llevarlo al colapso”.

Señala que hay granjas de La Virginia, en el departamento Risaralda y en la zona de Cerritos, en el Valle del Cauca, donde se está llevando a cabo un proceso de polinización manual en plantaciones de guanábana, algo que hace naturalmente un pequeño cucarrón, pero que ante su escasez se precisa la contratación de mujeres de estos municipios para que la realicen, tal como ocurre en India y algunos países de Europa.

Este lunes 20 de mayo se llevará a cabo una movilización a las 2 de la tarde que partirá desde el sector de Fundadores, en pleno centro de Manizales, y recorrerá algunas calles de la ciudad hasta la Plaza de Bolívar.

En ella vestirán los trajes que usan para la apicultura y buscarán sensibilizar a la comunidad sobre la importancia que tiene esta especie para los humanos, así como los graves riesgos que se corren si continúa su desaparición acelerada.

Cargando