Duque, ¿en un punto de quiebre?

David Barguil dice que desde finales del año pasado ya se hablaba en el Congreso de la intención de afectar la marcha del gobierno.

Tema de fondo en Hora 20 uno que empieza a tener una mirada crítica como son las dificultades que afronta el gobierno del presidente Duque. Son hechos que por lo general, en el ejercicio del poder, desembocan en un punto de quiebre, bien sea para optar por un cambio de rumbo o para profundizar el esquema escogido para gobernar.

Algunas de esas dificultades que estarían reflejando la carencia de una capacidad de diálogo político y social son:

En primer lugar, la sinsalida al problema de la protesta de la minga indígena que cumple 20 días de diálogos sin resultados para el desbloqueo de las vías.

El otro escenario con resultados inciertos es el Congreso, donde hoy el gobierno no tiene mayorías sólidas para sacar adelante su hoja de ruta como es el plan de desarrollo y menos las objeciones a la JEP.

Las denuncias de chantaje burocrático por parte del gobierno y la réplica de Cambio Radical de ofrecimientos de dadivas desde la Casa de Nariño hacen que hoy estén en entredicho ambos proyectos y el resto de la agenda legislativa.

Por fuera del país, hay dos apuestas que no están saliendo bien. Una, el agresivo mensaje de Trump sobre el aumento del envío de coca a EE.UU., que en últimas ofende la dignidad del país y causa problemas a la relación bilateral. Pero además la crisis de Venezuela sigue sin resolverse y ha agudizado el problema en ciudades como Cúcuta y empieza a desbordar la capacidad fiscal del país.

El empleo tampoco está ayudando, en parte por la crisis migratoria. En febrero fue del 11.8%, un punto más que hace un año.

Dos caras de la moneda

Catalina Botero, decana de Derecho de los Andes, califica como exótica y rara la forma como el Gobierno ha planteado su relación con el Congreso.

La experta es de la opinión de que la dirigencia debe dejar de pelear por las objeciones a la ley estatutaria de la JEP y que es el momento de empezar a pensar cómo implementarlas.

Pero considera que no hay un acuerdo cercano por la forma como fueran planteadas las objeciones donde se trata de tocar decisiones ya tomadas por la Corte Constitucional.

A juicio de José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan, el presidente Iván Duque está construyendo las bases de una política que le restablezcan gobernabilidad.

“El gobierno sigue una línea de menos negociación y más acción” dijo y agregó que el país estaba cansado de la vieja política.

Según Jorge Espinosa, periodista y analista internacional, el presidente tiene problema de carácter y está tomado por los radicales de su partido.

Por lo demás, dijo, el gabinete no está cumpliendo con su labor y precisó que ministras como las del Interior y de Justicia han debido estar hace rato fuera del cargo, en momentos en que “el panorama es complicado”.

Según David Barguil, senador del Partido Conservador, esta es la gran oportunidad de lograr un gran acuerdo con los partidos, formal, de frente y cara al país para sacar una agenda colectiva.

“Hay dos opciones para el presidente: mandar los proyectos y que el Congreso decida o hacer un gran acuerdo con los partidos.”

 

 

Cargando