Resequedad vaginal: lo que toda mujer debe saber

Este trastorno de no ser tratado, afecta la calidad de vida de las mujeres.

El cuerpo de la mujer conforme avanza en edad comienza a presentar una serie de cambios entre los que se encuentra la resequedad vaginal, un trastorno muy común en la zona íntima de la mujer, pero que puede afectar su calidad de vida. 

Según explica la doctora Diana Vélez Rizo, ginecóloga y directora médica de Femclinic; a pesar que las mujeres en edad menopáusica son quienes más presentan resequedad vaginal, aproximadamente se ha incrementado en un 80% la consultaen pacientes en periodo de postparto y lactancia; pacientes con uso crónico de anticonceptivos; y con antecedentes de tratamiento oncológico. 

Los expertos aducen que la disminución de los estrógenos es la principal causa para que se presente la resequedad vaginal, sin embargo, hay un incremento en la consulta por parte de mujeres en edades tempranas, como es el caso de aquellas que se encuentran en postparto y lactancia. “La lactancia provoca en muchas mujeres una situación hormonal parecida a la menopausia por la disminución brusca de estrógenos, lo que puede provocar falta de lubricación, aclaró Vélez”. 

La pérdida de humedad en la zona íntima de la mujer genera síntomas de rascado, ardor, mala lubricación, fisuras en las paredes vaginales, dolor durante las relaciones sexuales, sangrado después del coito, y compromiso de la piel de la vulva que puede llevar incluso a que se fusionen los labios vulvares. También algunas mujeres pueden estar más propensas a infecciones por hongos o bacterias. Todas las anteriores alterando la calidad de vida de ellas. 

De acuerdo con investigaciones internas de Femclinic, 4 de cada 10 mujeres entre los 25 y 40 años consultan al ginecólogo por resequedad vaginal. 

Cabe aclarar que la causa principal de la resequedad vaginal durante la menopausia ocurre por la aparición del síndrome urogenital, en donde la disminución de receptores estrogénicos en el tejido genital provoca una disminución de las fibras de colágeno cuya función es mantener agua en la mucosa vaginal. 

La resequedad vaginal “no es un evento que pueda prevenirse en los casos de menopausia, tratamientos oncológicos y en el postparto, ya que fisiológicamente sucede en respuesta a los cambios hormonales. En los casos de algunas mujeres usuarias de métodos anticonceptivos que puedan llegar a presentar dicho síntoma es posible realizar cambios en el método de prevención del embarazo según las necesidades de cada paciente”, destacó la ginecóloga Diana Vélez Rizo. 

Tratamientos y soluciones 

Existen diferentes alternativas de tratamiento dentro de los cuales se encuentran: 

● Lubricantes y preparaciones hormonales de uso vaginal que han mostrado mejoría durante su tiempo de utilización, es decir de forma momentánea. Por ejemplo, las pacientes usuarias de terapia hormonal sistémica o de reemplazo hormonal (considerada como el más efectivo tratamiento en sintomatología moderada-severa derivada de atrofia vaginal), de un 50% a un 70% persisten con síntomas de resequedad vaginal por lo que no se indica cuando la sintomatología vaginal es la molestia principal. 

● El Sistema de láser de CO2 fraccionado es un procedimiento no quirúrgico mínimamente invasivo, no hormonal de rápida recuperación que genera cambios a nivel de la estructura de la mucosa vaginal estimulando con calor controlado la producción espontánea de colágeno y devolviendo las características de una mucosa vaginal sana. El tratamiento con láser de CO2 fraccionado se realiza en tres o cuatro sesiones, con espacio de cuatro a seis semanas, según indicación médica. La duración de su efecto oscila entre 12 a 24 meses razón por la cual es recomendable realizar una sesión de mantenimiento cada año o cada año y medio según estado físico de la paciente. 

La ginecóloga Diana Vélez Rizo, directora médica de Femclinic, recomienda que las pacientes siempre busquen equipos de láser seguros, certificados y avalados con suficiente evidencia científica al igual que profesionales entrenados y con experticia en el uso de estos dispositivos médicos. 

La resequedad vaginal es la molestia más frecuente en la zona íntima. Sin embargo, muchas mujeres no llegan a consultar porque consideran que es una condición normal y si bien es un proceso fisiológico no significa que las mujeres deban vivir y soportar el síntoma. 

Los expertos recomiendanconsultar a tiempo con un ginecólogo para tener un tratamiento adecuado y así mejorar los síntomas a tiempo de tal forma que su calidad de vida no se vea afectada. 

Cargando