Mia y el León Blanco, una historia sobre quién es el verdadero depredador.

A través de dos personajes tan diferentes: una adolescente y un felino, este largometraje muestra ese lado oscuro de la crianza de leones en África.

Mia es una adolescente que se siente frustrada luego de que su familia decidió radicarse en una granja para la crianza de leones en Sudáfrica. Cuando las cosas peor andan entre ella y su padre, llegará un exótico león blanco que terminará por convertirse en el alma gemela de esta hermosa jovencita.

Adentrándose en el África salvaje, con un rodaje de más de tres años, esta historia nos lleva a un viaje a lo profundo del hábitat de estas especies salvajes, donde confluyen la amarga realidad y las ancestrales leyendas. @caracoldepeli

 

 

Cargando