Los 6 nutrientes más importantes que las niñas necesitan hoy para cuando sean mamás

Cuando se habla del embarazo, todo mundo piensa que se debe comer por dos. Pero, ¿sabía que lo que come una mujer décadas antes de embarazarse también influye en el futuro del bebé?

Los nuevos lineamientos reconocen la importancia de la nutrición en la salud reproductiva, las nuevas recomendaciones publicadas en la revista International Journal of Gynecology & Obstetrics, llamadas “Piensa primero en la nutrición”, reiteran que las decisiones nutricionales que se toman incluso a los 10 años de edad tienen un enorme impacto décadas después, ya que se incrementan los riesgos de resultados adversos en el embarazo y en las generaciones futuras.

Las recomendaciones fueron desarrollados por la Federación Internacional de Gíneco-Obstetras (FIGO), la federación más grande a nivel mundial de profesionales en salud materna y que se fundó a partir de una beca educativa de Abbott.

“Se escucha mucho sobre nutrición cuando se habla de lo que las futuras mamás deben comer, pero las recomendaciones de FIGO enfatizan el hecho de que la dieta puede tener un impacto en la salud reproductiva a una etapa más temprana de la que se había considerado”, dice la Dra. Christina Sherry, RD, científica investigadora de nutrición prenatal en Abbott. “Una dieta inadecuada puede tener consecuencias a largo plazo más allá de los número en una báscula “.

Nutrición balanceada

En muchas sociedades, las mujeres y las adolescentes tienen una nutrición inadecuada en términos de niveles y equilibrio de macro y micronutrientes. Esta deficiencia causa un detrimento en tu salud y en la de tus futuros hijos; una buena salud y nutrición antes de la concepción son elementos fundamentales para la capacidad de una madre de cubrir las demandas del embarazo y la lactancia.

“Las recomendaciones de “Piensa primero en la nutrición” resaltan la importancia de una nutrición balanceada en esos periodos críticos”, dice el profesor Mark Hanson, presidente de la Iniciativa FIGO sobre Adolescentes, Preconcepción y Nutrición Materna. “Prevenir una mala nutrición a nivel mundial es un paso esencial”.

Nutrientes esenciales

Las recomendaciones de “Piensa primero en la nutrición” se enfocan en la incorporación de seis nutrientes claves a las dietas de niñas y mujeres adultas.

1. Hierro

El hierro es especialmente importante en las adolescentes y las embarazadas para cubrir lo que se pierde de la menstruación y el incremento de su demanda que se presenta durante el embarazo. Se le encuentra en la carne, el hígado, nueces, frijoles, vegetales de hojas verde oscuro y en el tofu.

2. Yodo

El yodo es vital durante los primeros días del embarazo, pero a menudo está ausente de las dietas que no incluyen sal yodada. Se le encuentra en algas, mariscos y sal yodada.

3. Ácido fólico

El ácido fólico es crítico antes de la concepción y al inicio de embarazo, pero mucha gente no recibe lo suficiente de este nutriente. A todas las mujeres en edad reproductiva se les recomienda consumir 400μg/día por medio de suplementos o en alimentos fortificados. El ácido fólico también se encuentra en vegetales de hoja verde oscuro como espinaca, kale, repollo (col) y lechuga romana.

4. Vitamina B12

Como la vitamina B12 sólo se encuentra de forma natural en productos animales, a menudo es difícil para los vegetarianos y los veganos tener lo suficiente de este importante nutriente. Los veganos se pueden asegurar de obtenerlo si escogen leche con proteína de origen vegetal fortificada con Vitamina B12.

5. Calcio

Si las niñas y las mujeres adultas no comen suficientes productos lácteos, es muy probable que tengan un consumo inadecuado de calcio. Es importante, especialmente para las adolescentes, que tengan un alto consumo de calcio durante sus periodos de crecimiento acelerado. El calcio se encuentra en productos lácteos, pescado enlatado con todo y espinas, tofu y frijoles.

6. Vitamina D

Los alimentos a menudo son bajos en vitamina D a menos de que estén fortificados con este nutriente. La mayoría de nuestra vitamina D se produce en nuestro cuerpo cuando exponemos la piel de nuestro cuerpo a la luz del sol, aunque la gente que tiene la piel con pigmentación más oscura es menos eficiente a la hora de producir vitamina D. Sin embargo, entre algunos de los alimentos que son naturalmente altos en vitamina D están los aceites de pescado, los peces grasos, hongos y yema de huevo.

Los autores de “Piensa primero en la nutrición” esperan que al establecer estas recomendaciones sea posible asegurar la salud, productividad, esperanza de vida y bienestar de las futuras generaciones.

 

llorenteycuenca.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir