La impresora de piel humana

Científicos españoles liderados por el biólogo molecular José Jorcano, han desarrollado un prototipo de bioimpresora que crea piel humana enteramente funcional.

En la actualidad, la producción de piel humana para el uso investigativo o médico en pacientes quemados se realiza de forma manual. Es decir, se toma una muestra de tejido a través de una biopsia que posteriormente se cultiva durante semanas hasta conseguir la regeneración de piel que se necesita.

A mayor tamaño, la bioimpresora permite replicar la estructura de la piel, obteniendo una capa externa (epidermis) junto a una más profunda (dermis). La bioimpresora reproduce piel creada a partir de tejidos y células extraídas del propio paciente o a través de bancos de células o donantes; las cuales se usan para la experimentación de productos químicos, fármacos o cosméticos.

Actualmente, el proyecto está a la espera de la aprobación por parte de las entidades regulatorias de Europa, para que se pueda garantizar que la piel será apta para la utilización de trasplantes y otros problemas de la piel.

Los científicos que hacen parte de esta investigación esperan que, en un futuro, también se pueda desarrollar la impresión de otro tipo de tejidos, como vasos sanguíneos.

Cargando