tala de árboles

Polémica por la tala de una palma centenaria en el norte de Bogotá

Según los vecinos de la zona la palma que se taló es calificada como patrimonial y única en su especie.

Son dos palmas Fénix con cien años de existencia que estaban ubicadas en la Calle 147 con Carrera 7f. Llegaron hombres con motosierra y talaron una de estas palmas.

Hace dos años inició la construcción de un edificio por parte de unos privados donde se sugirió que se iban a talar las dos palmas para instalar cajas eléctricas y medidores, sin embargo, la comunidad medió y se hizo un pacto para que no se tocaran las dos palmas.

“Hace tres años la Secretaría de Ambiente autorizó talar dos palmas por la construcción de un edificio. En un pacto de vecindad con los constructores se logró salvar las palmas. El sábado la subdirectora Claudia Yamile dio orden de talarlas”, manifestó Herman Martínez, exdirector del Jardín Botánico de Bogotá.

Los vecinos aunque llamaron a la Policía cuando se estaba cortando una de estas palmas, los hombres mostraron un permiso de la Secretaría de Ambiente. Lo paradójico de esta historia es que el edificio nuevo se va llamar Las Palmas.

Claudia Yamile Suárez, subdirectora de Silvicultura de la Secretaría de Ambiente explica por qué la entidad otorgó los permisos para talar estas palmas. 

Cargando