En Córdoba: 'Plan Navidad, unidos por la seguridad y la convivencia'

La estrategia tiene como eje central proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes de los peligros de la pólvora.

()

 A partir de este fin de semana, con la tradicional ‘Noche de las Velitas’ y el encendido los alumbrados, comienza de manera oficial una de las épocas más esperadas: la Navidad y el Año Nuevo, y con el propósito de vivir una de las celebraciones más tranquilas de los últimos tiempos, la Policía Nacional, a través del departamento de Policía Córdoba y la Policía Metropolitana de Montería, ha dispuesto de tres mil uniformados que harán parte del ‘Plan Navidad: Unidos por la seguridad y la convivencia’, estrategia que tiene como eje central proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes.

Aunque los tres mil hombres y mujeres policías están dispuestos ante cualquier requerimiento en esta época, son 1.200 los uniformados comprometidos de manera directa con las actividades de fin y comienzo de año.

El plan tiene siete componentes, que han sido denominado ‘Deseos Navideños’, así: pólvora, solo en manos de expertos; seguridad ciudadana, seguridad vial, vacaciones tranquilas, que el licor no empañe las fiestas, protección de flora y fauna, y productos navideños.

1. Pólvora, solo en manos de expertos: las celebraciones de diciembre y comienzos de enero son sinónimo de luces y espectáculos de juegos pirotécnicos, práctica que debe quedar exclusivamente en manos de expertos. Sin embargo, la utilización irresponsable de la pólvora puede terminar en tragedia.

2. Seguridad vial: Un componente de 150 uniformados de la Seccional de Tránsito y Transportes estarán desplegados en las distintas vías de Córdoba para garantizar la movilidad de propios y visitantes.

Los planes se concentrarán en los planes éxodo de este fin de semana (Inmaculada Concepción), Navidad y Año Nuevo y en el Plan Retorno del primer festivo de enero de 2020. El objetivo, reducir los índices de accidentalidad vial, víctimas fatales y heridos.

3. Seguridad ciudadana: Con la Navidad llegan las compras masivas de regalos y, para muchos ciudadanos, el pago de la prima salarial. Por ello, la Policía Nacional desplegará todas sus capacidades en centros comerciales, bancos, zonas residenciales y en general en todas las calles, especialmente gracias al trabajo adelantado por los uniformados adscritos al Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes.

De igual manera, la Institución efectuará campañas a través de redes sociales y en puntos estratégicos para entregar recomendaciones a la ciudadanía y evitar casos de hurto de personas (especialmente fleteos), residencias, vehículos y establecimientos comerciales entre otros.

Los ciudadanos y los uniformados también cuentan con el Código Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana para garantizar tranquilidad durante las fiestas.


4. Vacaciones tranquilas: la Policía Nacional contará con un importante componente que tendrá el objetivo de garantizar seguridad y tranquilidad, especialmente para nuestros niños, niñas y adolescentes, en los distintos destinos turísticos del departamento.

Los uniformados de la Dirección de Protección y Servicios Especiales, de manera articulada con las distintas unidades y especialidades, estarán desplegados en lugares de asistencia masiva de personas como playas, balnearios, parques naturales, puntos tradicionales de alumbrados y centros turísticos y religiosos emblemáticos.

5. Que el licor no empañe las fiestas: la Policía Nacional intensifica en esta temporada de Navidad y vacaciones las acciones operativas para ubicar e incautar licor adulterado o de contrabando, que puede generar graves consecuencias para la salud de los consumidores.

Así mismo, desde ya se adelantan campañas pedagógicas para que los ciudadanos adopten medidas de prevención frente a la adquisición de estos productos y para que denuncien expendios de bebidas embriagantes elaboradas de manera ilegal.

6. Protección de fauna y flora: en esta época suele incrementarse de manera significativa la utilización de musgo y otras especies vegetales para la elaboración de árboles de Navidad, pesebres y adornos, lo que termina generando consecuencias negativas para nuestro medio ambiente. Igualmente, aumenta el tráfico y consumo de especies silvestres como las tortugas hicoteas y los huevos de iguana.

La Policía Nacional adelanta operaciones tendientes a impedir estas prácticas y realiza campañas para que los ciudadanos consideren opciones distintas, que no pongan en riesgo nuestra flora y fauna.

7. Productos navideños: con el fin de evitar intoxicaciones u otras afectaciones a la salud de niños, adultos y adultos mayores, la Policía Nacional acompaña durante todo el año, pero especialmente en esta época, a las autoridades de salud a las distintas plazas de mercado para verificar el buen estado de los productos que se ofrecen al público. De igual manera, las autoridades correspondientes realizan verificaciones a los sistemas de pesas de productos, para que estén debidamente calibrados.

Cargando