En Montería, decisión sobre las ZER queda para la próxima administración

La licitación de las ‘Zonas Azules’ para cobrar el parqueo en las calles abrió una polémica entre el alcalde electo y el alcalde saliente de Montería.

()

La administración del alcalde Marcos Daniel Pineda García decidió no darle apertura al proceso licitatorio y que sea la próxima Administración la que tome la decisión de la conveniencia e implementación de las Zonas de Estacionamiento Regulado (ZER), también conocidas como ‘Zonas Azules’.

El proyecto ZER, que hace parte de la estrategia Vive El Centro, viene estudiándose desde el año 2014, cuando se hizo un estudio y posteriormente se contrató una consultoría para buscar la mejor forma de administrar las zonas de parqueo en el centro de la ciudad y permitir más de dos mil nuevos cajones de estacionamiento en la ciudad.

La consultoría arrojó la figura de las ZER como la más apropiada y estableció que el Municipio de Montería debía crear una empresa de economía mixta para que se encargara de la operación y sostenimiento de estas zonas y la Alcaldía, como socia, destinara estos ingresos al Fondo de Estabilización Tarifario del Sistema Estratégico de Transporte Público (Setp).

Posterior a eso, a finales de 2018, la Administración Municipal le solicitó autorización al Concejo, facultades que se concedieron y se contrató una nueva consultoría que diseñó los pliegos de condiciones en los que se debería licitar la empresa que se encargaría de administrar las ZER.

Lea también: Ejército sobre acciones campesinas en Córdoba: "son impulsadas por armados"

La Alcaldía publicó en su página web los borradores de este pliego de condiciones, pero ante la negativa del actual alcalde electo sobre la implementación de este proyecto, el Gobierno de la ciudad comunicó que no ve conveniente iniciar un proceso de licitación pública y por lo tanto aplaza la decisión frente a la implementación o no de las ZER para que sea el próximo Alcalde quien decida lo que más le convenga a la ciudad.

Según la Alcaldía, las observaciones que hizo en su momento la Personería Municipal, primer actor que hizo reparos a la licitación, fueron atendidas en su totalidad y resueltas por parte de la Oficina Jurídica, determinando que no existen vacíos jurídicos en la implementación de las ZER.

Así las cosas, el Alcalde en un acto de prudencia y evitando ir en contravía del pensamiento del próximo Gobierno, consideró suspender este proceso y decidió no darle apertura al proceso de licitación pública.

Cargando