Escoltas de la UNP en el Magdalena denuncian ‘plan pistola’ en su contra

Según los 120 escoltas, el director nacional de esa entidad, Pablo González Monguí, los acusó de “estar congraciados con grupos armados ilegales”.

La organización sindical de escoltas de la Unidad Nacional de Protección, UNP, en el Magdalena, conformada por 120 funcionarios, afirman estar en la ‘mira’ de grupos armados ilegales que operan en esta zona del país, luego de unas  declaraciones del director nacional de esa entidad Pablo Elías González Monguí, quien al parecer, los acusó de estar “congraciados” con estructuras delincuenciales y disidencias de las Farc.

Los escoltas del departamento se sumarán al paro del 21 de noviembre, para también denunciar el abandono estatal y falta de garantías para cumplir con su trabajo, sobre todo en zonas apartadas y consideradas críticas.

Pese a que el informe de inteligencia de la Armada Nacional acuñe el término ‘plan pistola’ para los funcionarios de la UNP del Arauca y el Chocó, los escoltas aseguran que esa amenaza también se remite para el Magdalena porque “ellos transitan con sus protegidos en zonas que los convierten en objeto de criminalidad por parte de estos grupos ilegales”.

Le puede interesar: No hay recursos para ponerle protección a escoltas de la UNP

Por interlocución del director nacional de la Unidad, en día anteriores, este nos ha declarado como objetivo militar al pronunciarse que nosotros hacíamos parte o colaborábamos con estas organizaciones al margen de la ley”, afirma Aldo Omar Deluque, vocero de la UNP.

Los escoltas del Magdalena aseguran no tener las más mínimas garantías de seguridad y solicitan al gobierno nacional no mantenerlos en abandono, porque son ellos el ‘escudo humano’ de la Unidad Nacional de Protección, que beneficia a líderes sociales y personas del común.

Lea también: Trabajadores de la UNP advierten que su labor está en riesgo

Hacemos un llamado al Gobierno nacional para que haga mayor presencia de la fuerza pública en todo el territorio y preste el debido acompañamiento a los desplazamientos que los escoltas necesitan realizar con sus protegidos”, señala Luis Jinete, escolta de la UNP.

Cargando