Pedrito Pereira objetó proyecto que lo dejaba sin facultades para las APPs

Los cabildantes anunciaron que promoverán movilizaciones para evitar la firma de la APP con la que se pretende construir la Quinta Avenida de Manga

Fuertes críticas recibió del Concejo de Cartagena la decisión del alcalde Pedrito Pereira Caballero de objetar el proyecto de acuerdo en donde se le quitan las facultades para la firma de contratos por la vía de Alianzas Publicas Privadas y mostrar su interés de firmar la mega obra de la Quinta Avenida de Manga que implica financiación con peajes.

Pereira Caballero devolvió ese proyecto al Concejo argumentando una falsa motivación, por lo que el presidente del Concejo, Rafael Meza Pérez, indicó que su departamento jurídico empezará a estudiar el mismo, para darle una respuesta al alcalde.

Para el concejal de la bancada de Cambio Radical, Carlos Barrios es una leguleyada jurídica las objeciones del alcalde para evadir el compromiso social que tiene con el pueblo. “Si el alcalde el próximo 22 de noviembre firma el contrato de la Quinta Avenida de Manga, quien pierde es el pueblo. Pido al alcalde entrante William Dau, que se pronuncie cuanto antes sobre esta contratación. Tocará hacer movilizaciones para defender los derechos del pueblo, porque no se puede condenar a los cartageneros a pagar 30 años de peajes”.

Para el conservador Óscar Marín, la Mega Obra de la Quinta Avenida de Manga, cuyo objeto de financiación es con 30 años de peajes, genera un impacto negativo a la población y así lo han hecho saber los habitantes de Manga, Pie de la Popa, barrio Chino, Martínez Martelo.

Marín le pidió al mandatario Pedrito Pereira que escuche el clamor del pueblo y recordó que en el último periodo constitucional, no se le permite a un alcalde firmar este tipo de contratación. Óscar Marín también se le sumó a la propuesta de convocar movilizaciones para que el alcalde entienda que el pueblo no quiere esa obra así como la están planteando.

Duvinia Torres Cohen, de la bancada de la U, mostró su preocupación por que el alcalde no ama a Cartagena y la quiere condenar a 30 años de peajes. “Cuál es el interés del alcalde de firmar esta obra que perjudica a los cartageneros, cuando hay otras formas de financiación de la Quinta Avenida de Manga? Será que el alcalde hará el negocio de su vida?", fueron sus interrogantes.

Américo Mendoza concejal del ASI, calificó este hecho como un descaro, ya que se va a utilizar la misma vía del corredor de carga que tiene aproximadamente 20 kilómetros y los que realizaran la Quinta Avenida de Manga, solo anexaran 2 kilómetros y a construir un puente y se van a quedar con el negocio de toda una vía que ya es propiedad pública de los cartageneros. “El alcalde debe saber que existe un consenso en el concejo y en muchos sectores de Cartagena que no está de acuerdo con la forma de financiación de la obra por la vía de peajes”.

Ronald Fortich Rodelo, indicó que el alcalde tiene un problema de ego y eso no le permite escuchar a las comunidades ni mucho menos al Concejo. “Está muy mal asesorado y la pelea no es con el Concejo. Aquí el perjudicado será todo el pueblo de Cartagena”.

El liberal Javier Curi Osorio, indicó que las objeciones se estudiaran a la luz del derecho. “Cualquier iniciativa de esta naturaleza de APP debe desarrollarse, sin un solo centavo de los recursos públicos. Aquí la inversión debe ser absolutamente privada. El alcalde no puede imponer al pueblo una obra que no la quiere. Si la impone, entonces promoveremos la desobediencia civil”.

Cargando