Alrededor de 300 'guaqueros' invadieron mina de esmeraldas en Boyacá

Ingresaron a la fuerza a la mina para sacar bultos de tierra para lavar, con la esperanza de que encuentren en ella alguna piedra preciosa.

Entre los mineros intoxicados hay un menor de edad. /

El hecho se presentó en  Maripí, al occidente de Boyacá, en plena zona esmeraldera.

De acuerdo con los administradores de Minas Santa Rosa, ubicada en el perimetro rural de Maripí, se registró en la entrada de la mina,una concentración de cientos de personas conocidas como ‘guaqueros’, que son campesinos de la zona que buscan entre la tierra la suerte de hallar una esmeralda.

“En la puerta principal de dicha mina de un grupo de personas estuvo haciendo manifestaciones para que los dejaran ingresar a la mina a sacar tierra para lavar, ya que para muchos este es el sustento diario, al momento de llegar al lugar se trató de mediar con el diálogo para buscar soluciones pacificas sin la utilización de las vias de hecho, usando el personal uniformado que se encontraba en la entrada principal, y se controló que las personas no ingresaran”, confirmó en caracol radio el comandante del departamento de policía de Boyacá, Coronel Germán Jaramillo.

Sin embargo al tratarse de una mina de una gran extensión territorial, “lograron ingresar por un costado del territorio privado, un aproximado de 300 personas quienes han estado saliendo paulatinamente de los predios de la mina de manera pacifica con costales o bultos llenos de tierra para lavar. Por ahora no se han registrado enfrentamientos de ninguna clase, y la situación se maneja sin violencia de ninguna parte”, precisó el coronel Jaramillo.

Hay que decir que la empresa minera Santa Rosa, está legalmente autorizada para explotar la mina de esmeraldas, pero desde hace algunos meses, previendo esta situación que históricamente se presenta con los guaqueros de la zona, sacaba la tierra para que estas familias las lavaran y buscaran alguna piedra que les represente ingresos para sus familias.

Sin embargo, una decisión del ministerio del medio ambiente les prohibió seguir sacando esa tierra so pena de perder la licencia ambiental.

Esta, según las autoridades locales es la causa del inconformismo social, que desembocó hoy en la violación a la propiedad privada de minas Santa Rosa, una de las principales industrias de explotación y exportación de esmeraldas en Colombia.

Por su parte, la empresa minera se pronunció a través de un comunicado en donde su gerente general, Germán Forero, rechazó de manera contundente los hechos que calificó como violentos contra la empresa, por parte de los barequeros, que perturbaron la operación de explotación durante este martes.

Indicó que “la empresa ha sido una de las aliadas más importantes de la formalización de la mano de obra de mineros artesanales y somos una de las pocas empresas que ha acogido a sus empleados y en su proyecto social al personal de mineros de subsistencia o guaqueros”.

Explicaron que son “concesionarios mineros del gobierno, y no podemos incumplir las disposiciones que en la materia nos reglamente el ministerio de minas y energía y el ministerio de medio ambiente, ya que estas instituciones han hecho las advertencias al respecto”.

Minas Santa Rosa también indicó que tras este tipo de invasiones, los perjuicios causados “son enormes, y pedimos la solidaridad y el apoyo del gobierno nacional para que la situación no genere hechos de violencia”.

Cargando