Hacen falta más de un billón de pesos en dos proyectos de las autopistas 4G

El representante a la Cámara de Representantes, afirmó que no hay una solución clara para obtener esos recursos y las obras no culminarían.

El congresista Jorge Gómez, reveló en Caracol Radio Medellín, que asistió a una reunión liderada por la Cámara de Comercio de Medellín, donde participaron voceros de las empresas y entidades públicas o privadas vinculados al desarrollo de las obras en Antioquia, especialmente en el que tiene que y puertos.

“Tenía el propósito de analizar el grave problema que afrontan al menos dos de los corredores viales concesionados, a saber, la salida al mar por Urabá y el tramo de Primavera-Bolombolo, aquejados por la carencia de al menos 1.65 billones de pesos, recursos necesarios para ejecutar tramos u obras no contemplados en los contratos originales o que siendo responsabilidad de la Nación, aún no han sido arbitrados.

 Lea también: A juicio disciplinario Luis Pérez, por irrespetar a bomberos de Segovia

Allí se esbozó de forma muy preliminar la idea de ampliar el valor y el plazo de los contratos de concesión, de tal forma que los “inversionistas” privados que tienen hoy los tramos Mar 1, Mar 2 y Pacífico 1, coloquen el dinero y de esta forma se puedan llevar a feliz término las obras. 

Al intervenir al respecto recordé que, en el caso de la vía al mar por Urabá, en la mitad de las dos concesiones –Mar 1 y Mar 2– se encuentra el Túnel del Toyo, una gran obra acometida exclusivamente con recursos públicos y cuya construcción está siendo financiada con recursos del Departamento de Antioquia y del Municipio de Medellín, por un valor superior a los 1.3 billones de pesos

También expliqué que esta obra no corresponde ni a las competencias ni a las obligaciones de los entes territoriales, que al asumirla se alcahueteó la irresponsabilidad de la Nación y que, además, con ese dinero solo se alcanzará a hacer, en el mejor de los casos, la perforación o el tubo del túnel, quedando sin fondear los recursos para los equipos electromecánicos y para las vías de acceso, asuntos a los que se comprometió el Gobierno nacional en 2015. 

Igualmente recordó que en la salida del Valle de Aburrá al río Cauca por el sur, Pacífico 1, se trazó no por donde técnicamente debía hacerse, La Tolva – Piedra Verde – Poblanco, sino por Bolombolo, una vía más larga y costosa, pero que, a diferencia de la primera, daba cierre financiero por recoger un tráfico mayor que incluye al Suroeste antioqueño y al Chocó. 

Reveló que los voceros del partido de Gobierno presentes y de los directivos de la Cámara fue la de afirmar categóricamente que como no hay plata, prácticamente no quedaba otra alternativa que ampliarles el negocio a los concesionarios por más años.

--

 

 

Cargando