Persiste el riesgo de deslizamiento en el barrio Matecaña

En el lugar se siguen evacuando las viviendas para evitar que los movimientos en talud del Aeropuerto Matecaña generen nuevas emergencias.

Luego de la emergencia registrada durante el fin de semana en ese sector de la ciudad que dejó como saldo una persona fallecida y cinco lesionadas, el temor sigue invadiendo a los habitantes que todavía están en las viviendas cercanas al lugar del derrumbe.

Alexander Galindo, director de la Diger en Pereira, indicó que el talud contiguo al Aeropuerto Internacional Matecaña continúa en riesgo y hay otros puntos que podrían desprenderse.

"Tenemos unas afectaciones en la parte alta debido a la precipitación que generó una fractura de una canal de aguas lluvias; esta canal está siendo reparada por parte del aeropuerto. En toda la rivera de la pista hay unas zonas donde hay debilitamineto de material y esto es lo que está generando afectaciones a la comunidad", puntualizó Galindo.

Lea también: Deslizamiento de tierra en el barrio Matecaña cobra la vida de una persona.

Hay que resaltar que durante la última semana tres deslizamientos se han presentado en la parte cercana a la pista del AeroMatecaña, lo cual ha generado que la terminal aérea esté en estado de vulnerabilidad.

Por eso, continúa el proceso de evacuación de varias viviendas que todavía están habitadas en esa zona del barrio Matecaña y que podrían resultar afectadas si estos movimientos de tierra persisten.

"Estamos verificando qué otras zonas evacuamos teniendo en cuenta que en la zona que generó deslizamiento hay otras fracturas que podrían caer sobre las viviendas. Adicional a esto, tenemos concepto de evacuación para al menos 20 viviendas", agregó Galindo.

Por lo pronto, los habitantes que han sido evacuados están recibiendo atención por parte de la Diger, se les entregará subsidios de arrendamiento durante tres meses y se les comprará sus predios porque está zona fue declarada inhabitable.

Asimismo, siguen avanzando las obras de mitigación del riesgo en la parte baja del aeropuerto para evitar que se generen nuevas emergencias.

Cargando