Reclusos extorsionaban a otros para no agredirlos en cárceles de Boyacá

Los reclusos extorsionistas, atentaban contra la vida de otros internos, si no pagaban millonarias sumas de dinero.

Se trata de dos reclusos que desde la cárcel La Picota de Bogotá y la Cárcel de Villavicencio, lideraban una Banda de extorsionistas cuyas víctimas eran los mismos reclusos de los centros penitenciaros, especialmente los de Boyacá. La Banda fue descubierta debido a que la mayoría de sus víctimas se concentraban en el penal de Santa Rosa de Viterbo, Boyacá.

El líder de la banda, natural de Bogotá purga desde La Picota, una pena por el delito de porte y tráfico de estupefacientes

Los delincuentes, se dedicaban a realizar exigencias económicas a los internos de varias cárceles a cambio de no violentarlos con golpes armas cortopunzantes, y hasta armas de fuego.

Una vez la víctima era agredida físicamente, se veía en la obligación de consignar entre 2 y 4 millones de pesos, para evitar que dentro del instituto penitenciario siguieran atentando contra su integridad, debido a que la persona que lo había atacado es recluso del mismo patio.

Con un seguimiento especial, el Gaula Boyacá logró descubrir dicho delito, capturar y judicializar a los líderes de reos extorsionistas.

La Policía Nacional invitó a denunciar ese tipo de extorsiones que se presentan dentro de los centros carcelarios a través de la línea de emergencia 165 del GAULA de la Policía, con el fin de judicializar a estas personas y así darle la tranquilidad a las víctimas y a sus familiares, contribuyendo a recuperar el orden y la tranquilidad de los internos dentro de la cárceles.

Cargando